Ir al contenido principal

Un día en el refugio Saharaui


Por: Alejandro Toro 

Mi viaje al Sáhara puede ser un vuelo a la magia infinita de las dunas, un espectáculo visual de eternos horizontes de oro y azul celeste, pero ahí, donde el silencio del desierto ancestral continúa, se teje la terrible realidad de un futuro tan atroz como imparable.

En las noches, cuando el calor desciende y el leve murmullo de la arena caminando libre por las dunas se mezcla con lejanos llamados de cabritos y el rezo gutural del corán, en la jaima grande, donde se reúne la familia, inicia el largo y dulce rito del té, los niños corren, saltan, cuentan sus historias del día y terminamos bailando todos en una improvisada fiesta de lenguas diferentes al ritmo de corazones que laten con igual pasión por la humanidad.

La sombra de un futuro terrible parece cubrir la fiesta, los gritos continúan y el baile sigue frenético en la jaima, pero no puedo dejar de pensar en la guerra que se viene colando por las fisuras de la ira, la indignidad, la espera en tierras prestadas y áridas, del eco mudo que golpea tribunales y organismos, países y personajes y sólo viene convertido en limosnas de ayuda, que son muy importantes para sobrevivir con lo necesario, pero no suficientes  para vivir con la dignidad de sentirse en casa.

Qué será de Hamed, de Marien y su risa infinita, que será de los ojos de Isha y el baile genial de Majmud cuando llegue la guerra y su lápiz se transforme en fusil. La guerra no mata soldados sino personas que cantan y lloran, la guerra no es un asunto cinematográfico en el que la sangre puede ponerse en blanco y negro, es atroz como el fuego que consume la jaima, es mortal con sus bombas que destrozan y sus balas que parten el alma.

Llega la hora del último de los tres vasos de té antes de dormir y las teteras calientes humean, los niños más pequeños quedan dormidos en las esquinas y la estrellas se amontonan en el cielo Argelino, mientras una rebelde y fugaz estrella mira la tierra y pide su deseo en silencio, que los niños y niñas del Sáhara vivan en paz y dignidad arropados con sus sueños.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sigue en marcha demanda millonaria a los fondos de pensiones

Los fondos de pensiones en Colombia, según la demanda que enfrentan, deberán devolver a los trabajadores los gastos de administración que han cobrado de manera excesiva e ilegal desde el año 1994.
Por: Lina Díaz
Tomás Fajardo Hernández, abogado constitucionalista experto en derecho administrativo de la ciudad de Cali, presentó en el 2004 una acción de grupo ante el tribunal contencioso administrativo del valle del cauca, para recuperar el cobro en exceso que todos los fondos de pensiones vienen haciendo a los trabajadores colombianos en el tema de gastos por administración.
La investigación del abogado Fajardo, lo llevó a encontrarse la norma (Decreto reglamentario  656 art 39)  que permite a los fondos de pensiones cobrar comisiones por conceptos administrativos, el cual se debe hacer sobre el aporte y no sobre el salario como vienen haciendo desde que inició la operación de los fondos de pensiones bajo la ley 100, a partir del 1 de abril del año 1994, el cual inició con un porcentaje d…

FARC responden a Gobernador de Antioquia que se opone a pedagogía de paz

‘Pedro Baracutao’, quien durante su vida como guerrillero fue comandante del Frente 34 de las FARC, desde la Zona Veredal de Vidrí (Antioquia), donde los excombatientes de las FARC se preparan para transitar a la vida económica, política y social, responde a las declaraciones de Luis Pérez Gutiérrez, gobernador del departamento de Antioquia que tildó de “ilegal” la presencia de los exguerrilleros autorizados por la ONU y el Gobierno para realizar pedagogía de paz.
A continuación la carta de Pedro Baracutao dirigida al gobernador de Antioquia:

Vidri, jueves 13 julio de 2017 Señor Luis Pérez Gutiérrez Gobernador del Departamento de Antioquia.
Reciba un saludo cordial, extendido a todos los funcionarios del gobierno departamental. 
Escuchando su declaración del día de ayer 11 de julio en el portal Minuto30.com y con el respeto que todos los colombianos  merecemos, lo invito a que estudie con aplicación el  acuerdo de paz firmado entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP. Allí, en la página 61 s…

La tristeza del soldado Martínez

El joven héroe que marchó a la guerra, para que el “Estado” mantuviera su estabilidad, para que los empresarios pudieran comprar y vender, para que los políticos pudieran ejercer el poder con garantías, ahora sufre el abandono de esa patria a la cual defendió.

Por: Claudia Quintero
FIPU PRESS
En la época más dura del conflicto, -el segundo gobierno de Álvaro Uribe Vélez- fue el momento en el cual Martínez se hizo “héroe”, así se les llama a los soldados en Colombia, al final Colombia, le pagó muy mal, su servicio en una guerra fratricida.


En el año 2006 prestó servicio militar como soldado regular, en el batallón de Pamplona. Las pocas oportunidades de educación o trabajo y la constante propaganda, motivaron a Martínez a enlistarse.
La carne de cañón
Miles, cientos de jóvenes pobres, negros, campesinos eran enviados al frente en el combate. En el ejército Martínez combatió a la guerrilla como una máquina de guerra, combatió a esa guerrilla que también estaba formada por jóvenes cómo él.

Los …