Declaración FIPU

¡El ELN quiere la paz, pero no cualquier paz!

Con apenas 15 años recién cumplidos decidió ingresar al ELN después de lograr salvarse de morir incinerado junto a sus otros cuatro hermanos

“Mi lucha ha sido por la vida, por la libertad y la paz”. Parmenio, Guerrillero del ELN

FIPU PRESS

Fue la manera en como decide romper el hielo Parmenio, un guerrillero del Frente Luciano Ariza del ELN, frente que dentro de los informes de guerra del Ejército Nacional está extinto, pero “contrario a lo que ellos creen –dice Parmenio- es un frente que actualmente cuenta con un poco más de 100 guerrilleros”.

Parmenio es oriundo de Yondó- Antioquia. Es el mayor de cinco hermanos,  dice que conoció a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional- ELN desde muy pequeño cuando ellos llegaban al pueblo y que aunque no le gustaban las armas, tuvo que empuñar un fusil, “para defender su vida y la de los demás colombianos”.

“Soy sobreviviente de las masacres cometidas por los paramilitares entre el mes de diciembre de 1996 y enero de 1997 con la complicidad del Batallón No. 45 o héroes de Majagual ( Parmenio dice que así se hacían llamar); en el mes de diciembre llegaron los paramilitares y asesinaron a tres personas y a mi papá que era un líder de la región. Alcancé a huir del pueblo con mamá mis hermanos, pero en el mes de enero no contamos con la misma suerte,  mi papá fue asesinado junto a otras 7 personas, una de las cuales quedo completamente calcinada”, relata Parmenio con lágrimas en sus ojos.

Desde entonces y con apenas 15 años recién cumplidos decidió ingresar al ELN después de lograr salvarse de morir incinerado junto a sus otros cuatro hermanos, los paramilitares decidieron prenderle fuego a varias viviendas después de haber cometido la masacre incluyendo a la casa donde ellos se encontraban solos, su la mamá se había ido a acompañar a una hermana que estaba en trabajo de parto.

“No estoy acá  por venganza, sino porque quiero que otras familias no vivan lo que mi familia y tuvimos que vivir. Por eso considero que los diálogos que se adelantan en Quito, Ecuador, son importantes con tantos años de violencia que hemos sufrido como pueblo colombiano”.

Parmenio cree en el proceso de paz pero no en un proceso donde el gobierno imponga lo que quiera, cree en un proceso donde exista verdadera inclusión de la sociedad civil, y dice que ahora el gobierno aceptó  el cese bilateral al fuego que se empezara a implementar desde el 1º de octubre de 2017, la guerrillerada tiene más confianza de que esto diálogos de paz tendrán un final feliz después de tantos intentos de acuerdos.

“El ELN quiere la paz, pero no cualquier paz, queremos en la mesa al pueblo y sus organizaciones, las condiciones de participación deben darse”.

Fotografía: Cortesía de Frente de Guerra Occidental Omar Gómez- ELN.

Publicar un comentario

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript Disable Please Enable Javascript To See All Widget