Declaración FIPU

Visas especiales de paz, garantía para la implementación del acuerdo

En las FARC hay 84 extranjeros, serían ellos los beneficiarios de la Visa Especial de Paz.

“Los extranjeros disfrutarán en Colombia de los mismos derechos civiles que se conceden a los colombianos” y que “Asimismo, […] gozarán, en el territorio de la República, de las garantías concedidas a los nacionales”. Artículo 100 CN

FIPU PRESS

El gobierno nacional, dentro del mecanismo de Fast-Track, tramitó el Decreto Ley 831 de 18 de mayo de 2017 “Por medio del cual se crea la visa de Residente Especial de Paz", que brindaría la regularización a los extranjeros que militaron armadamente en las FARC y ahora hacen tránsito a la vida civil. La visa especial de paz facilitaría su participación en el proceso de verdad, justicia, reparación y no repetición.

A su vez la Procuraduría General de la Nación el 23 de junio, pidió a la Corte Constitucional declarar inconstitucional el decreto- Ley por considerar que no es el mecanismo apropiado para otorgar las visas, advierte el Ministerio Público que dentro del trámite ordinario se podía realizar dicha acción sin necesidad del mecanismo de Fast Track.

La seguridad jurídica para los extranjeros que militaron en las FARC y ahora serán parte del proceso de implementación es necesaria, so pena de que, a futuro, puedan ser expulsados masivamente del país, contrariando las normativas internacionales respecto a migración, adoptadas por Colombia.

Según el censo socio económico “Caracterización comunidad FARC EP” presentado el pasado 6 julio y realizado por la Universidad Nacional y Consejo Nacional de Reincorporación, indicó que en las FARC hay 84 extranjeros, serían ellos los beneficiarios de la “Visa Especial de Paz”.


Alexandra Nariño (Tanja Nijmeijer) es una mujer fariana, nacida en Holanda, que lleva 15 años en Las FARC y en Colombia, de su origen no conserva ni el acento, el cual es ciento por ciento campesino. Su piel ya dorada del sol, refleja a una colombiana más que construye la paz, desde su trabajo como comunicadora en la guerrilla.

Alexandra, tiene su pareja en Colombia, - otro guerrillero-. Su arraigo luego de 15 años de militancia guerrillera, de los cuales participó 5 años de negociación de paz, es aliciente para demostrar que ella y los demás militantes internacionalistas son parte tangible del acuerdo de paz y aportarán a la verdad y la no repetición.

Es necesario de la Corte Constitucional ratifique la exequibilidad del decreto, para proseguir avanzando en la paz, garantizando aquellos que entregaron sus armas la posibilidad de participar en la construcción de un nuevo país.

Publicar un comentario

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript Disable Please Enable Javascript To See All Widget