Declaración FIPU

Smurfit y la avalancha del río Nima

Imágenes y testimonios relacionan a la multinacional Smurfit Kappa Cartón de Colombia con la avalancha que sufrió Palmira.

Según las imágenes que registramos, hasta los humedales están condenados a muerte por esta multinacional que acaba con la diversidad de fauna y flora de la zona, y desplaza cultivos básicos para la subsistencia de la región. 

Por: Alexander Escobar
REMAP

El 20 de marzo de 2017 el río Nima aumentó su caudal provocando una avalancha que afectó los corregimientos Tenjo y Tienda Nueva de Palmira, algo que algunos relacionan con la siembra de pino y eucalipto que adelanta la multinacional Smurfit Kappa Cartón de Colombia en las montañas de este municipio del Valle del Cauca.

Para profundizar sobre el tema, con las cámaras de REMAP viajamos hasta Tenjo acompañando una comisión de la Pastoral Social de Palmira. En el lugar dialogamos con sus pobladores y esto fue lo que nos contaron.

Lo que siembra Cartón de Colombia afecta mucho al río porque se merma el agua, primeramente, y luego se vienen las lluvias y se forman tupias con los residuos que dejan los ‘cartones’ de Colombia. Es decir, los árboles que trozan no los separan del lado de la quebrada”, explica Carmelina Martínez, líder de la asociación campesina Agroperpetua.

Y en efecto, el agua disminuye porque los árboles de pino y eucalipto son especies foráneas que consumen más agua que los árboles nativos. Y cuando son talados, se presenta otro problema: el agua de lluvia no encuentra vegetación que la absorba y cae a los ríos llevando barro y restos de los árboles cortados por Cartón de Colombia que terminan provocando represamiento y avalanchas.

Pero esto no es todo. REMAP también logró constatar que Cartón de Colombia viola el Decreto 1449 de 1977, emitido por el Ministerio de Agricultura, que obliga a no sembrar en un margen inferior a 30 metros del cauce de ríos, quebradas, arroyos, lagos o depósitos de agua.


Miller Velasco, Autoridad Mayor del Cabildo Indígena Agua Azul, denuncia que esto sucede sin que las autoridades tomen medidas al respecto, porque “no ha habido un acompañamiento de los entes que hacen la protección del medio ambiente, como la CVC. En la reglamentación, en la ley, está la protección de por lo menos 30 metros a la redonda de los bosques y esto no se está cumpliendo, la deforestación va hasta el pie del río”.

Según las imágenes que registramos, hasta los humedales están condenados a muerte por esta multinacional, que extendiendo el monocultivo de pino y eucalipto acaba con la diversidad de fauna y flora de la zona, y desplaza cultivos básicos para la subsistencia de la región.

“Nosotros como organización en la parte alta de la cuenca exigimos que se respeten las leyes y que se respeten esos espacios para la conservación de los bosques nativos. No se puede seguir sembrando pino y eucalipto en los nacimientos de agua, en los humedales. Que se recuperen estos espacios y que Cartón de Colombia logre hacer una inversión social y ambiental en este territorio”, agrega Velasco.

El daño ambiental provocado por Cartón de Colombia en Palmira requiere soluciones a corto y largo plazo que implican devolver o dar tierra a las comunidades. Para el ingeniero ambiental Camilo López, el Acuerdo de Paz firmado entre el Gobierno y las FARC, brinda algunas opciones que permiten abordar la problemática.

“Una de las alternativas que tiene la alcaldía y la institucionalidad es hacer uso de los acuerdos de la Mesa de diálogo de La Habana, especialmente el punto uno sobre reforma rural integral”, recomienda el ingeniero, planteando que deben tomarse tres acciones inmediatas:
  • 1. Limitar la zona en la que se hacer extracción forestal
  • 2. Reempoderar a los campesinos del territorio
  • 3. Sustituir los cultivos forestales de eucalipto y pino por otro tipo de cultivos amigables con el medio ambiente
Estas acciones se harían “entendiendo que debe haber un proceso de que el campesino vuelva a las regiones, y que las personas que actualmente son asalariadas puedan volver a recuperar la propiedad de sus parcelas y producir alimentos, y producir también otro tipo de plantaciones, pero que sean bajo esquemas compatibles con la conservación de la Naturaleza”, concluye López.

Publicar un comentario

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript Disable Please Enable Javascript To See All Widget