Declaración FIPU

Apartheid: ayer Sudáfrica, hoy Palestina

El concepto de apartheid no se limita exclusivamente a la etapa histórica de la segregación racial que existió en Sudáfrica entre los años 1948 y 1994.

El apartheid es un crimen de lesa humanidad reconocido como tal por la “Convención para la Supresión y Castigo del Crimen de Apartheid”.

FIPU PRESS

La cooperación entre Israel y la Sudáfrica del apartheid se hizo muy fuerte en la década de los 70, justamente cuando Sudáfrica era presionada por la comunidad internacional por sus políticas racistas, lo que contribuyó a la creación de los “bantustanes”[i], pequeños estados dependientes económicamente de Pretoria, donde supuestamente los negros tendrían sus derechos; esto evidenció aún más la política racista de ese país africano.

Fue entonces cuando Israel le tendió su mano amiga, ayuda que comenzó a ser muy valiosa para los afrikáner[ii]. A partir de la guerra del 73 Israel perdió la mayoría de relaciones diplomáticas con gobiernos del continente africano, razón por la que vio en el Estado sionista una alianza potencial por razones económicas, políticas y militares.

Esta relación daba como resultado una alianza de dos estados que tenían como bandera la opresión hacia ciertos sectores de la población.

El israelí Shimon Peres fue el promotor de la toma de contactos con el Estado de Sudáfrica. La alianza fue totalmente militar. Así comenzó aquella historia de amistad; Peres  convirtió en estratégica la relación entre los ministerios de Defensa de ambos estados, a lo largo de esta amistad hubo apoyo armamentístico y monetario entre ambos países.

Todas las ideas de segregación que fortalecieron  entre sí ambas naciones, se vieron reflejadas  en la “bantustanización”  que  fue un ejemplo muy provechoso para Israel en relación al problema que tenían con los  palestinos: los herederos del pueblo perseguido por la Alemania de Hitler daban su consentimiento moral a un régimen racista al que muchos comparaban con los nazis.

Los sudafricanos asimismo tenían la oportunidad de aprender de otras maneras. El jefe del Ejército de Sudáfrica, Constand Viljoen, visitó los territorios ocupados palestinos en 1977 y se quedó maravillado por los controles militares israelíes y lo minuciosos que eran: “A los árabes les cuesta atravesar los puntos de control “check point” como poco hora y media. Cuando el tráfico es muy alto, necesitan entre cuatro y cinco horas”.

Observar cómo los israelíes controlaban a los palestinos resultaba muy instructivo para los sudafricanos, que aplicaban estas enseñanzas en su país.

Desmond Tutu, clérigo sudafricano premio Nobel de Paz escribió en 1984 que los territorios autónomos “bantustanes” promovidos por el régimen del apartheid sudafricano fueron privados de "integridad territorial o esperanza de viabilidad económica". Eran sencillamente "territorios fragmentados y discontinuos, que se encuentran en áreas improductivas y marginales del país" con "ningún control" sobre los recursos naturales o el acceso a las "aguas territoriales". Esto podría haber sido escrito hoy, año 2017, sobre los Territorios Ocupados en Palestina.

Es evidente que entre el actual Estado genocida de Israel y el Estado segregacionista que fue Sudáfrica existen una serie de similitudes; aunque Israel se considere a sí mismo la “única democracia de Oriente Próximo”, en el Estado Hebreo impera un régimen de apartheid.

El concepto de apartheid no se limita exclusivamente a la etapa histórica de la segregación racial que existió en Sudáfrica entre los años 1948 y 1994. El apartheid es un crimen de lesa humanidad reconocido como tal por la “Convención para la Supresión y Castigo del Crimen de Apartheid” [iii].

Los palestinos afrontan una lucha por la libertad, dignidad, igualdad y la vida misma, similar a la que una vez se llevó a cabo en Sudáfrica, y se ganó.



[i] Los bantustanes del apartheid sudafricano eran enclaves territoriales cerrados destinados a los negros,  una especie de ghetto en el contexto sudafricano.
[ii] Afrikaner Volkseenheid) es una ideología política que nació en el siglo XIX sobre la idea que los afrikaners en Sudáfrica eran un "pueblo elegido"; El nacionalismo afrikaner enfatizaba la unidad de todas las personas blancas que hablaran afrikaans, la Volk (nación), enfrentados contra aquellos elementos "foráneos".

Publicar un comentario

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript Disable Please Enable Javascript To See All Widget