Declaración FIPU

[Video] Toribío: marihuana y paz

Desde ya las comunidades indígenas y campesinas del Cauca se preparan para dar la lucha contra las transnacionales que vienen por la marihuana.

La falta de una ley que reglamente la implementación del Decreto 2467, estaría entregando el comercio de la marihuana a empresas transnacionales, las cuales gozarían de un mercado con ganancias cercanas a dos mil millones de dólares por año.
FIPU PRESS

Solo vacas comiendo pasto se ven ahora cerca al puesto de policía de Toribío, municipio ubicado al norte del departamento del Cauca que fue escenario de la guerra entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC. Sin embargo, esto no significa que los problemas sociales hayan culminado. La falta de garantías para subsistir de una economía agrícola, llevaron a que parte de sus habitantes hoy vivan de los cultivos de uso ilícito.

Buscando soluciones a esta problemática, 300 agricultores de marihuana, de los cerca cuatro mil que existen en el municipio, conformaron Caucannabis, una cooperativa enfocada al uso medicinal e industrial de esta planta. Para conocer su trabajo hablamos con Carlos Vitonás, representante legal de Caucannabis.

“En la sustitución de cultivos, la propuesta de nosotros es dar otro uso: el uso medicinal y el uso industrial, que son como las alternativas para buscar la sustitución de cultivos”, afirmó Vitonás, enumerando algunos de los productos que están produciendo:

“En este momento nosotros sacamos resinas, sacamos pomadas, sacamos tinturas, sacamos aceites, hacemos cremas, hacemos geles, y así sucesivamente estamos investigando, estamos avanzando, haciendo más investigación para sacar más productos”.

A finales de 2015 Colombia aprobó el Decreto 2467 que permite sembrar marihuana para uso medicinal y científico. Pero la falta de una ley que reglamente su implementación, estaría entregando el comercio de la marihuana a empresas transnacionales, las cuales gozarían de un mercado con ganancias cercanas a dos mil millones de dólares por año.

Caucanabis lucha para que las licencias para cultivo y comercialización de la marihuana queden en manos de quienes han padecido la guerra y falta de inversión social del Estado.

Necesitamos que el Gobierno nos reconozca y que tenga mucha voluntad política frente a estas licencias, y el reconocimiento a nosotros como indígenas, como cultivadores para entrar a este proceso. Al obtener la licencia el mercadeo sería más fácil, ya no nos pondrían tanto problema. También el desarrollo de la comunidad va a ser muy justa. Ya no vamos a ser ilegales, vamos a ser legales”.

Durante muchos años estos cultivadores, injustamente, han sido perseguidos por la Fuerza Pública acusados de ser narcotraficantes y guerrilleros, sabiendo que solo son comunidades que buscan un modo de subsistencia en medio de la guerra y abandono estatal.

Hoy que Colombia llegó a un acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC, esperan que la implementación de lo acordado reconozca su trabajo y no entregue la soberanía del país a corporaciones transnacionales.

Después de la firma de paz, a nosotros nos beneficia es la implementación del Estado, que nos reconozca: que nosotros realmente sí vivimos de estos cultivos. Ahora, en estos momentos, estamos es buscando la medicina y le vamos a producir es salud”, concluyó el representante de Caucanabis.

Publicar un comentario

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript Disable Please Enable Javascript To See All Widget