Declaración FIPU

Los paramilitares ponen precio a la vida de los líderes del Valle del Cauca

Las Autodefensas Gaitanistas ofrecen 1 millón de pesos por cada líder de Marcha Patriótica y del Congreso de los Pueblos que sea "exterminado".

No se conoce plan alguno del Gobierno para evitar el hostigamiento y la muerte de líderes sociales en todo el país, pero la aparición de panfletos con amenazas colectivas e individualizadas no cesa. Se ha conocido uno firmado por el Estado Mayor del Bloque Central del Valle de los paramilitares que se identifican como Autodefensas Gaitanistas de Colombia en el que declaran: “Nuestra meta es EXTERMINAR (sic) a los milicianos camuflados en varias organizaciones sociales y sindicales” y que consideran relacionados con Marcha Patriótica (a la que denominan “el brazo político de las FARC-EP) y con el Congreso de los Pueblos-Mesa Social para la Paz (a los que atribuyen “influencia ideológica del ELN).

Los paramilitares, con un lenguaje muy parecido al utilizado en público por congresistas de la ultraderecha, hacen un llamado a todos sus “INTEGRANTES y ALIADOS (sic) a proceder en el EXTERMINIO (sic) de este fenómeno CASTRO-CHAVISTRA, doctrina contraria a nuestra ideología; quien ejecute este llamado recibirá un reconocimiento de 1’000.000 millón de pesos por cada uno de estos milicianos”.

En el panfleto se señala como objetivo de dicho “exterminio” a 17 personas con nombre y apellidos y a dos organizaciones sociales (Marcha Patriótica y Congreso de los Pueblos), a una de víctimas (Movice) y a cinco sindicatos (CUT, SINTRAUNICOL, CGT SINTARHOSPICLINICAS y SINTRAEMCALI).

Estas amenazas llegan en el mismo momento que, bajo el nombre de Águilas Negras, han recibido amenazas los consejos comunitarios afro del norte del Cauca y cuando se han conocido las dos últimas víctimas mortales del fuerte ataque en los territorios a los líderes sociales. Se trata de Guillermo Veldaño, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Buenos Aires, en Puerto Asís (Putumayo), asesinado este lunes 12 de diciembre, y de Eder Mangones, líder social de Tiquisio, en el Sur de Bolívar, quien murió en un atentado el sábado 10.

Precisamente la pasada semana, la Cumbre Agraria presentaba su informe de violación de derechos humanos en lo que va de 2016 y señalaba que ya han sido asesinados 94 líderes y lideresas sociales, “la cifra más alta en 6 años y 32 casos más que en el mismo periodo de 2015”. El informe también registra 46 atentados y 302 amenazas individuales o colectivas. En su informe anual, la Coordinación Colombia-Europa-Estados Unidos capítulo Antioquia denunciaba el asesinato este año de 11 defensoras y defensores de derechos humanos en ese departamento y de 14 dirigentes sindicales en todo el país.

Publicar un comentario

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript Disable Please Enable Javascript To See All Widget