Ir al contenido principal

Lo que no dijo el informe sobre violación del Cese al Fuego en Colombia

Aunque parezca que hay un empate técnico, o protocolario, lo cierto es que las FARC infringieron el protocolo, pero ello no implica que hayan cometido una acción hostil contra la Fuerza Pública, es decir, que hayan atacado al Ejército violando el Cese al Fuego.
FIPU PRESS | FOTO: @CINUBOGOTA

Sin formularse preguntas, los medios de comunicación reprodujeron el informe realizado sobre la muerte de dos guerrilleros de las FARC a manos del Ejército en el sur del departamento de Bolívar el 13 de noviembre, hechos que son violatorios del cese al fuego acordado desde el 29 de agosto por Gobierno y guerrilla.

El informe, que provino del Mecanismo tripartito de Monitoreo y Verificación (MM&V) del Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo, instancia definida por las partes –y conformado por Gobierno, FARC y ONU– para estudiar este tipo de casos, realmente se ciñó a lo protocolario, sin reflexiones que toda Colombia y la comunidad internacional requieren plantearse.

Recordemos que para evitar incidentes y propiciar un clima más seguro para la verificación del cese al fuego, el 13 de octubre se acordaron protocolos que incluían varios puntos de preagrupamiento transitorios para la guerrilla en diferentes zonas del país. No obstante, un mes después, el 13 de noviembre, un incidente prendió las alarmas en Colombia: tres guerrilleros que no estaban en uno de los sitios de preagrupamiento fueron atacados por el Ejército, con un saldo de dos guerrilleros muertos y uno detenido.

Diecisiete días después, el 30 de noviembre, el MM&V produjo el informe oficial donde concluyó que tanto las FARC como el Gobierno violaron el Cese al Fuego. Afirma el informe, o el análisis, que la guerrilla lo violó porque estaba por fuera de “los Puntos de Preagrupamiento Temporal armados y uniformados sin coordinación previa con el MM&V”, y también el Gobierno porque la “Fuerza Pública abrió fuego contra los miembros de las FARC-EP sin mediar otra acción”, pensando que eran guerrilleros del ELN.


Sin embargo, aunque parezca que hay un empate técnico, o protocolario, lo cierto es que las FARC infringieron el protocolo, pero ello no implica que hayan cometido una acción hostil contra la Fuerza Pública, es decir, que hayan atacado al Ejército violando el Cese al Fuego. Porque así suene extraño, o quizá confuso, una cosa son los protocolos para facilitar el Cese al Fuego, y otra cosa son las dinámicas de la guerra, las acciones hostiles y ofensivas entre adversarios que deben tenerse en cuenta dentro de un Cese al Fuego para decir que hubo una violación del mismo.

Caso contrario sucede con la Fuerza Pública que, argumentando atacar a la guerrilla del ELN, disparó a matar contra los guerrilleros de las FARC. Y más grave aún, sin que el "adversario" estuvieran en actitud ofensiva o defensiva, puesto que no hubo combate, según lo estableció la Asociación de Hermandades Agroecológicas y Mineras de Guamocó (Aheramigua) en un informe realizado después de verificar los hechos y analizar los testimonios de la comunidad:

“Narran los habitantes que aproximadamente a la 1:30 p.m, ‘Joaco’ (guerrillero de las FARC) se encontraba hablando por celular y de manera inesperada cayó al piso. El disparo que recibió fue levemente percibido. En ese momento, ‘Mónica’ (otra de las guerrilleras) se inclinó a ver qué le sucedió y también recibió un disparo quedando en el suelo. Las personas allí presentes se dan cuenta que son francotiradores”.

En este sentido, el informe realizado por Aheramigua establecería que quien realizó acciones de guerra, violatorias del Cese al Fuego, habría sido el Ejército. Pero más que acciones de guerra, estaríamos hablando de asesinato, algo que el informe del MM&V denomina, en forma protocolaria, como abrir fuego “sin mediar otra acción”.

Con la información suministrada por Aheramigua quedaría claro que la acción de disparar a matar fue premeditada, que no existió combate o acción ofensiva que detonara el ataque, y que independientemente de si el Ejército creyera que atacaba al ELN, lo que ocurrió ese 13 de noviembre fue el asesinato de dos personas.

Por ello, estos hechos revisten un carácter gravísimo. Porque la responsabilidad del debate sobre lo ocurrido sobrepasa el tema del Cese al Fuego entre las FARC y el Gobierno. Lo que evidencia la acción del Ejército es que aplicó la pena de muerte a dos personas en un Estado que en la forma presume de democrático, pero en cuyo fondo ocurren hechos propios de una dictadura militar, tan graves como los 126 integrantes de Marcha Patriótica asesinados en tan solo cuatro años.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sigue en marcha demanda millonaria a los fondos de pensiones

Los fondos de pensiones en Colombia, según la demanda que enfrentan, deberán devolver a los trabajadores los gastos de administración que han cobrado de manera excesiva e ilegal desde el año 1994.
Por: Lina Díaz
Tomás Fajardo Hernández, abogado constitucionalista experto en derecho administrativo de la ciudad de Cali, presentó en el 2004 una acción de grupo ante el tribunal contencioso administrativo del valle del cauca, para recuperar el cobro en exceso que todos los fondos de pensiones vienen haciendo a los trabajadores colombianos en el tema de gastos por administración.
La investigación del abogado Fajardo, lo llevó a encontrarse la norma (Decreto reglamentario  656 art 39)  que permite a los fondos de pensiones cobrar comisiones por conceptos administrativos, el cual se debe hacer sobre el aporte y no sobre el salario como vienen haciendo desde que inició la operación de los fondos de pensiones bajo la ley 100, a partir del 1 de abril del año 1994, el cual inició con un porcentaje d…

FARC responden a Gobernador de Antioquia que se opone a pedagogía de paz

‘Pedro Baracutao’, quien durante su vida como guerrillero fue comandante del Frente 34 de las FARC, desde la Zona Veredal de Vidrí (Antioquia), donde los excombatientes de las FARC se preparan para transitar a la vida económica, política y social, responde a las declaraciones de Luis Pérez Gutiérrez, gobernador del departamento de Antioquia que tildó de “ilegal” la presencia de los exguerrilleros autorizados por la ONU y el Gobierno para realizar pedagogía de paz.
A continuación la carta de Pedro Baracutao dirigida al gobernador de Antioquia:

Vidri, jueves 13 julio de 2017 Señor Luis Pérez Gutiérrez Gobernador del Departamento de Antioquia.
Reciba un saludo cordial, extendido a todos los funcionarios del gobierno departamental. 
Escuchando su declaración del día de ayer 11 de julio en el portal Minuto30.com y con el respeto que todos los colombianos  merecemos, lo invito a que estudie con aplicación el  acuerdo de paz firmado entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP. Allí, en la página 61 s…

La tristeza del soldado Martínez

El joven héroe que marchó a la guerra, para que el “Estado” mantuviera su estabilidad, para que los empresarios pudieran comprar y vender, para que los políticos pudieran ejercer el poder con garantías, ahora sufre el abandono de esa patria a la cual defendió.

Por: Claudia Quintero
FIPU PRESS
En la época más dura del conflicto, -el segundo gobierno de Álvaro Uribe Vélez- fue el momento en el cual Martínez se hizo “héroe”, así se les llama a los soldados en Colombia, al final Colombia, le pagó muy mal, su servicio en una guerra fratricida.


En el año 2006 prestó servicio militar como soldado regular, en el batallón de Pamplona. Las pocas oportunidades de educación o trabajo y la constante propaganda, motivaron a Martínez a enlistarse.
La carne de cañón
Miles, cientos de jóvenes pobres, negros, campesinos eran enviados al frente en el combate. En el ejército Martínez combatió a la guerrilla como una máquina de guerra, combatió a esa guerrilla que también estaba formada por jóvenes cómo él.

Los …