Declaración FIPU

“Estamos lidiando con fascistas”: Rabino Richard Gamboa

Termina el año 2016 con la firme posibilidad de construir la paz, pero casi 100 hogares han perdido a un familiar, que estaba dando todo por éste sueño.

¿Podríamos hablar de casos aislados en casi 100 homicidios de líderes con similares características y agendas de militancia política y social?

FIPU PRESS | FOTO: NUEVO SIGLO

Termina el año 2016 con la firme posibilidad de construir la paz, pero casi 100 hogares han perdido a un familiar, que estaba dando todo por éste sueño.

El 25 de febrero de 2016, La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el asesinato de cinco defensores de Derechos Humanos en Colombia, y se pronunció sobre lo que llamó “el contexto generalizado de represalias, hostigamiento y amenazas contra defensoras y defensores de Derechos Humanos en el país”. Al finalizar el año la situación no cambió, los asesinatos continuaron y preocupan ante la cercana implementación de los acuerdos de paz en Colombia.

“Me indigna esa situación, no es posible que en tiempos de acuerdos de paz aún se siga con los asesinatos a líderes y lideresas sociales que también soñaban y luchaban por una Colombia en paz y con justicia social”,  afirmó Deyder Andrés Henríquez de la Mesa de Participación Efectiva de las Victimas del Distrito de Cartagena de Indias.

 “El Informe de Derechos Humanos 2016[1] de ‘Cumbre Agraria’, expedido en noviembre, denuncia que en el año 2016 se han presentado noventa y cuatro (94) homicidios en contra de defensores de Derechos Humanos. La cifra más alta en los últimos 6 años y 31 más que el año anterior. El informe denuncia: “Hemos  registrado  cuarenta  y  seis  (46)  atentados,  los  cuales  fueron  cometidos  por  grupos  de hombres armados. También afirma el documento  que existieron  302  amenazas  individuales  o  colectivas,  directas  e  indirectas, casos de violencia de género y cinco casos de desaparición forzada en contra de dirigentes locales y regionales en distintas zonas del país”.

A pesar que la CIDH y las organizaciones sociales y de Derechos Humanos, denuncian un contexto violento y sistemático, tanto el Fiscal General de la Nación Néstor Humberto Martínez como el Viceministro de Defensa Aníbal Fernández de Soto descartan públicamente la sistematicidad, indicando entonces que el contexto de los asesinatos son casos aislados. ¿Podríamos hablar de casos aislados en casi 100 homicidios de líderes con similares características y agendas de militancia política y social?

Este tipo de hechos vulneran el tejido social en los territorios y atentan no solo contra las vidas de los líderes, sino también contra los movimientos, las causas y el acceso a derechos de miles de personas que se organizan en torno a sus legítimas demandas. (Comunicado Misión de Paz de la OEA condenando el asesinato de líderes sociales en el país (MappOEA))[2]

Para el defensor de Derechos Humanos y Rabino Richard Gamboa, el asesinato de Defensores de Derechos Humanos obedece a la existencia de un sector fascista que se niega a participar en la construcción de una cultura de paz estable y duradera. “Sólo apoyan la guerra quienes viven de ella. En los Acuerdos de Paz se acordó proteger integralmente a quienes trabajamos como defensores de derechos humanos, esperamos su inmediata implementación. Estamos lidiando con fascistas porque uno de los pilares del fascismo es el desconocimiento y desprecio de los derechos humanos”, agrega.

Ligia María Aldana, psicóloga especialista en Derechos Humanos, cree que el hecho de defender los Derechos Humanos ya constituye un riesgo, y se expone a perder la vida, en especial en las regiones donde no existen garantías para dicha labor.

Dentro de los Acuerdos de paz se destacó como prioridad el combate de grupos remanentes de paramilitares, son ellos los responsables de las muertes de líderes sociales; estos grupos vieron el proceso de dejación de armas como una oportunidad de expansión territorial, otro reto que tenemos ahora en “tiempos de paz”.

Noventa y cuatro familias no tendrán un feliz fin de año, la lucha por la paz, le costó la vida al “líder de la casa”.

Publicar un comentario

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript Disable Please Enable Javascript To See All Widget