Ir al contenido principal

Se cumplió Vigilia por la paz en campamento del Frente 34 de las FARC

Lluvia y largas horas de trayecto fueron sorteadas por las comunidades que viven la guerra en forma directa, escapando al fuego cruzado mientras otros conocen las balas desde el confort del televisor en las ciudades.
Texto y fotos: Alexander Escobar
FIPU PRESS

Cerca de ocho días duró el montaje en la región del río Atrato para la Vigilia por la paz que inició este 31 de octubre y terminó a las seis de la mañana del martes en el campamento del Frente 34 de las FARC, ubicado en la cuenca del río Arquía en inmediaciones al corregimiento Vegaez del municipio Vigía del Fuerte (Antioquia).

La jornada de vigilia inició a las 4 y 30 de la tarde y estuvo acompañada de intervenciones artísticas que precedieron al rito religioso. Teatro, danza, música y poesía hicieron presencia en favor de la paz que congregó a comunidad y guerrilla en un sueño común: acabar la guerra. 

El llamado del Frente 34 de las FARC tuvo eco en la zona. Hasta el campamento guerrillero arribaron alrededor de 700 personas para exigir la implementación del Acuerdo de Paz firmado entre Gobierno y FARC, y la continuidad del “Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral” de forma indefinida hasta que se concrete la paz.

“Le damos la bienvenida a todas y cada una de las personas que nos acompañan en esta vigilia, con quienes hemos compartido las angustias de la guerra, y con las que queremos compartir las esperanzas de la paz”, afirmó Pedro Baracutao, anfitrión y comandante del Frente 34.


Pero llegar a la vigilia no fue fácil. Lluvia y largas horas de trayecto fueron sorteadas por representantes de distintos credos religiosos y comunidades afrodescendientes, indígenas y campesinas que viven la guerra en forma directa, sobreviviendo al fuego cruzado mientras otros conocen las balas desde el confort del televisor en las ciudades.

Llegaron a la vigilia porque para estas comunidades la paz no es cuestión de moda, un me gusta en Facebook, o de sometimiento a la insensatez de quienes votan en favor de una guerra que no pelean. Llegaron porque son ellos los que ponen los muertos, las víctimas que para otros son cifras de una pantalla plana que desaparecen con las noticias de farándula.

Quienes votaron para que otros vayan a morir, hoy callan porque la vida no se resigna a los televisores de la ultraderecha que profesa el odio para acumular riquezas con la sangre de las comunidades más humildes, luchadoras y olvidadas de Colombia.

Donde acaba el odio y la farándula, empieza el país que en vigilia coincide con la guerrilla en un mismo espíritu en favor de la paz de Colombia, pero que también sale a las calles para derrotar a la ultraderecha que conspira contra el mejor vivir del pueblo colombiano que exige la implementación de los acuerdos de paz de manera inmediata.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sigue en marcha demanda millonaria a los fondos de pensiones

Los fondos de pensiones en Colombia, según la demanda que enfrentan, deberán devolver a los trabajadores los gastos de administración que han cobrado de manera excesiva e ilegal desde el año 1994.
Por: Lina Díaz
Tomás Fajardo Hernández, abogado constitucionalista experto en derecho administrativo de la ciudad de Cali, presentó en el 2004 una acción de grupo ante el tribunal contencioso administrativo del valle del cauca, para recuperar el cobro en exceso que todos los fondos de pensiones vienen haciendo a los trabajadores colombianos en el tema de gastos por administración.
La investigación del abogado Fajardo, lo llevó a encontrarse la norma (Decreto reglamentario  656 art 39)  que permite a los fondos de pensiones cobrar comisiones por conceptos administrativos, el cual se debe hacer sobre el aporte y no sobre el salario como vienen haciendo desde que inició la operación de los fondos de pensiones bajo la ley 100, a partir del 1 de abril del año 1994, el cual inició con un porcentaje d…

Paramilitares declaran objetivo militar a estudiantes, líderes sociales y defensores de Derechos Humanos

Entre los amenazados se encuentran Darnelly Rodríguez, coordinadora departamental de la Red de Derechos Humanos ‘Francisco Isaías Cifuentes’, y Marcela Urrea, representante al Consejo Superior de la Universidad del Valle, además de reconocidos sindicalistas y líderes sociales del departamento.
Por:Alexander Escobar FIPU PRESS
Con la típica, antiestética e insoportable mayúscula sostenida y un vocabulario limitado a palabras soeces, este viernes paramilitares de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia amenazaron de muerte a 16 personas en el departamento del Valle del Cauca.
Las amenazas las recibió José Alejandro Niño en Cali, integrante de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), quien a las ocho de la mañana se percató que en su lugar de residencia los paramilitares habían introducido un panfleto.
“Ya venimos exterminando a todas esas ratas gonorreas hijueputas, comunistas izquierdistas, defensores de Derechos Humanos, del proceso de paz y restitución de tierras, grupos estudi…

FARC responden a Gobernador de Antioquia que se opone a pedagogía de paz

‘Pedro Baracutao’, quien durante su vida como guerrillero fue comandante del Frente 34 de las FARC, desde la Zona Veredal de Vidrí (Antioquia), donde los excombatientes de las FARC se preparan para transitar a la vida económica, política y social, responde a las declaraciones de Luis Pérez Gutiérrez, gobernador del departamento de Antioquia que tildó de “ilegal” la presencia de los exguerrilleros autorizados por la ONU y el Gobierno para realizar pedagogía de paz.
A continuación la carta de Pedro Baracutao dirigida al gobernador de Antioquia:

Vidri, jueves 13 julio de 2017 Señor Luis Pérez Gutiérrez Gobernador del Departamento de Antioquia.
Reciba un saludo cordial, extendido a todos los funcionarios del gobierno departamental. 
Escuchando su declaración del día de ayer 11 de julio en el portal Minuto30.com y con el respeto que todos los colombianos  merecemos, lo invito a que estudie con aplicación el  acuerdo de paz firmado entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP. Allí, en la página 61 s…