Declaración FIPU

El otro rostro de la guerra: las mujeres de las FARC

A diferencia de lo que dicen los medios de comunicación, explica Oleg, "los adolescentes se unen a los guerrilleros de manera totalmente voluntaria.


Colombia es un país conservador y machista, pero entre los intentos de emancipación de la mujer en ese país, uno de los mejores es el de las guerrilleras de las FARC, asegura Oleg Yasinsky, periodista ucraniano radicado en Chile, quien visitó uno de los campamentos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, en exclusiva a Sputnik.

Por: Sputnik | Foto: Oleg Yasinsky

Allí, Yasinsky, el cual se encontraba en el país latinoamericano junto a dos reporteros rusos que en este momento preparan un documental sobre esta organización colombiana, tuvo la oportunidad de conversar con las guerrilleras y retratarlas con su cámara. Según el periodista, aproximadamente el 40% de los guerrilleros de las FARC son mujeres, razón por la cual sus estatutos subrayan la necesidad de la igualdad de género.

Sería ingenuo afirmar que el machismo en las filas [de las FARC] ha desaparecido del todo, pero entre ellos es muchísimo menor que en las zonas rurales de los lugares más remotos de Colombia", explica el periodista.

Las relaciones entre los hombres y las mujeres de las FARC son muy francas y cada persona tiene el derecho de elegir a su pareja, de vivir con ella o bien de separarse.

"Al mismo tiempo, la moral revolucionaria profesada por los guerrilleros, cultiva el lado romántico de las relaciones, sin acoger el desenfreno sexual o el hedonismo", observa Yasinsky.

Según el periodista, las FARC, entre otras cosas, se convierten en una alternativa para las niñas, jóvenes y mujeres de Colombia que ven la guerrilla como un escudo de protección contra la explotación sexual y la prostitución, negocios controlados tanto por el narcotráfico, como por los altos mandos del Ejército colombiano, de acuerdo con varias organizaciones defensoras de los derechos humanos.

La participación masiva de mujeres en el movimiento guerrillero es a la vez una respuesta y una alternativa a esa realidad".

Entre las mujeres que conoció Yasinsky en su viaje, se encontraban algunas menores de edad a las que no podía entrevistar, pues según los acuerdos de La Habana, los menores de edad se encuentran en proceso de abandonar las filas de las FARC, y deben ser entregados a la Cruz Roja y a la ONU.

No obstante, a diferencia de lo que dicen los medios de comunicación, explica Oleg, "los adolescentes se unen a los guerrilleros de manera totalmente voluntaria. Su motivación, por supuesto, no es ideológica; a ellos les interesa la posibilidad de recibir educación (…) y comida tres veces al día".

"Cuando el comandante en nuestra presencia reunió a los menores de edad y les informó que era necesario separarse, en el marco de lo acordado en La Habana, ellos recibieron la noticia con tristeza, algo molestos; se les tuvo que explicar que nadie los estaba expulsando de la organización, que el contacto y la amistad seguirán y que pronto todos los guerrilleros se convertirán en civiles, pero que la organización revolucionaria debe ser honesta y debe cumplir con los compromisos adquiridos".

Esa fue la otra realidad que encontró el periodista en su viaje. Dos días después de que Oleg Yasinsky abandonara el campamento de las FARC, el 24 de agosto fue anunciado, en la capital cubana, el fin de cuatro años de negociaciones y el esperado acuerdo de paz entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y el Gobierno. Es posible que la próxima vez que estas mujeres vean la lente de una cámara, sea en las calles de una Colombia en paz.

Publicar un comentario

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript Disable Please Enable Javascript To See All Widget