Declaración FIPU

Denuncian brutal golpiza del Inpec contra prisionero político

Suaya también denuncia que varias pruebas del ataque han sido omitidas, tratando de ocultar el registro médico de la golpiza, así como fotografías.

En delicado estado de salud se encuentra el prisionero político Anderson Felipe Montaño Mosca a causa de los golpes propinados por guardias del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia (Inpec) en la cárcel de San Isidro en Popayán (Cauca), según lo denunció este jueves la Corporación Colectivo de Abogados Suyana. [Descargar denuncia]

Los hechos ocurrieron el 26 de septiembre cuando, debido a un fuerte dolor de muela, el prisionero solicitó atención médica a guardias del Inpec que no lo remitieron a la dependencia de Sanidad para recibir la atención requerida.

Afirma Suyana que el estado de salud de Montaño lo lleva a retirarse del conteo habitual de prisioneros y refugiarse en su celda donde finalmente, luego de un altercado con el dragoneante Wilson Muñoz Dorado que pretende despojarlo de una “colchoneta” donde duerme, se produce la agresión contra el prisionero que,  como único mecanismo de defensa, opta por encerrarse en su celda.

“El dragoneante intenta abrir la puerta de la celda mientras el prisionero resistía defendiendo su dignidad y, al no conseguir su objetivo, se dirige al dragoneante Novoa para que lleve auxiliares de refuerzo, quienes instantes después llegan armados de gases, bolillos y escudos”, relata Suyana.

Al llamado del dragoneante llegan seis auxiliares que “comienzan a introducir ferozmente los bolillos a través de los barrotes de la puerta atentando una y otra vez contra la humanidad del Prisionero Político, quien se esforzaba por mantener cerrada la puerta pero ante la contundencia y ferocidad de los golpes propinados sobre su cabeza, abriéndole la piel en esta zona, así como heridas hemorrágicas en pómulos, frente, brazos y pecho, Andrés Felipe cede y la puerta es finalmente abierta”.

Suaya también denuncia que varias pruebas del ataque han sido omitidas, tratando de ocultar el registro médico de la golpiza, así como fotografías claves para definir la responsabilidad del Inpec en la brutal agresión contra el prisionero.

La corporación de abogados advierte que actualmente la salud del prisionero es delicada, y asegura que este tipo de agresiones por parte del Inpec no son aisladas y cada vez son más frecuentes contra los prisioneros políticos.

“Las conductas aquí desplegadas por los guardias involucrados trasgreden el ordenamiento jurídico y revisten consecuencias de orden disciplinario, penal y administrativo, pues existió un uso desmedido de la fuerza en donde se optó por la violencia bruta para lograr callar un reclamo que era justo, que dejó como resultado a una persona gravemente herida en un acto desproporcional y deshumanizado y cuya vida, integridad física y psicológica se encuentran bajo la tutela del Inpec”.

FIPU PRESS | Foto archivo: Inpec

Publicar un comentario

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript Disable Please Enable Javascript To See All Widget