Declaración FIPU

La Memoria Selectiva de la Unión Europea

Que hoy Europa refresque su memoria y piense en el drama que significa huir de la guerra.

Hoy Europa cierra sus fronteras para los sirios o los recibe con fuertes condiciones, pide confiscar los  bienes con los que los refugiados llegan o les pone brazaletes que permitan identificarlos mientras permanezcan en el país, como en la Alemania nazi se catalogaba a la población judía.
Por: Andrés Rodas
FIPU PRESS

En la actualidad la búsqueda de refugio por parte de población siria  en el continente europeo ha tomado una dimensión dramática, miles de hombres, mujeres y niños arriesgan sus vidas huyendo de las guerras que azotan su nación, conflicto que ya ha cobrado miles de vidas, sin distinguir entre sexo, edad o situación económica.

Sin embargo,  la historia nos muestra que hubo un momento en el que el camino del dolor se recorría a la inversa, quienes arriesgaban sus vidas buscando  refugio eran los europeos, y Siria una de las naciones que los acogió. Durante la Segunda Guerra Mundial la Administración de Refugiados y Alivio de Oriente Medio (MERRA por sus siglas en inglés) establecieron campamentos en Siria, Egipto y Palestina, donde se refugiaron miles de personas de toda Europa. 

Gracias a la creación de estos campamentos miles de europeos lograron salvar sus vidas del infierno que significó la guerra. Vivieron en condiciones muy difíciles, como lo exponen testimonios que se han podido recoger a través de la historia, sin embargo los países del medio Oriente hicieron un gran esfuerzo por brindarles condiciones dignas, se les permitió trabajar, se les dio identificación, se les permitió comenzar una nueva vida.

Situación que contrasta con la actitud tomada hoy por la Unión Europea frente al tratamiento de los refugiados, a pesar de que la Unión Europea fue uno de los organismos que impulsó la guerra en Siria (año 2011). Hoy  Europa  cierra sus fronteras para los sirios o los recibe con fuertes condiciones, pide confiscar los  bienes con los que los refugiados llegan o les pone brazaletes que permitan identificarlos mientras permanezcan en el país, como en la Alemania nazi se catalogaba a la población judía.

El tratamiento que le está dando Europa a los refugiados sirios dista mucho del gran esfuerzo que se llevó a cabo hace setenta años por los gobiernos de Oriente Medio, las instituciones militares, los organismos de ayuda nacional e internacional y agrupaciones como la Cruz Roja, en favor de los campos en los que, como hoy, habiéndose alejado de la brutalidad que sufrieron, montones de personas sólo aspiraban a estar a salvo y sobrevivir.

Es importante que hoy Europa  refresque su memoria y  piense en el drama que significa huir de la guerra, este continente tiene una vasta experiencia. Durante sus conflictos bélicos muchos países abrieron sus puertas a los refugiados europeos.  La posición de hoy, no puede ser cerrar sus fronteras y negarse a ver el drama de millones de seres humanos. No puede haber más excusas cuando millones de personas están en una situación desesperada.

Publicar un comentario

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript Disable Please Enable Javascript To See All Widget