Declaración FIPU

“Pensar en una Carta Democrática para México es iluso”: Alberto Rodríguez

Esas “figuras destacadas del espectáculo”, como les llamas, son un cúmulo de idiotas. No se pronuncian, no se pronunciarán, y nadie quiere que lo hagan.

No es casual esta insurrección magisterial. Y no es casual, de la misma manera, que el régimen capitalista mexicano pretenda liquidarles por todas las vías posibles, ya que les considera “cuna de guerrilleros”.


Alberto Rodríguez, conocido como ‘Buitre’, es un periodista, escritor y bloguero mexicano especializado en periodismo narrativo sobre contracultura, terrorismo mediático, movimientos sociales e insurgentes. También es analista político sobre el polo comunista internacional y de países no alineados.

‘Buitre’ es Coordinador editorial de la Agencia Alternativa Desde Abajo  una organización sin fines de lucro dedicada al periodismo de género, político y de derechos humanos.

“Lo fundamos un grupo de periodistas y gente de la academia en el año 2006, precisamente en el contexto de otro conflicto social muy fuerte en el estado de Oaxaca, con el objetivo de difundir artículos que ayudaran a combatir la manipulación mediática. Emprendemos diversos proyectos encaminados a dar respuestas concretas en torno a problemáticas socioculturales como la transfobia o la homofobia, las violencias machistas, la manipulación mediática, la discriminación en todos sus ámbitos, así como dar difusión a disidencias culturales”, afirma Rodríguez.

Claudia Quintero: ¿Qué opinas del cuestionamiento “Carta democrática para México”?

Alberto Rodríguez: En términos idílicos -es decir, suponiendo que la Organización de los Estados Americanos (OEA) fuese un organismo realmente autónomo y que sus resoluciones fueran, en principio de cuentas, democráticas-, sería un decreto ideal para documentar ante el mundo que en México se violan sistemáticamente los Derechos Humanos y que la clase trabajadora de este país estamos siendo víctimas de un régimen despótico, muy similar a las dictaduras sudamericanas de los 60’s y 70’s con torturas, detenciones extrajudiciales y asesinatos contra disidentes perpetrados por las fuerzas federales.

Sin embargo no ocurrirá esto porque la OEA es un organismo que no se manda solo, sino que está para cohesionar a sus países integrantes dentro de la agenda de política exterior de los Estados Unidos. Esto explica, por ejemplo, las recientes reacciones contra Venezuela como las ha tenido contra Cuba desde 1962, sin que a la fecha pretenda enmendar sus actuaciones. Luego, entonces, México, sumiso a Washington, goza de la inmunidad que le otorga la Casa Blanca. Aún más, México es foco estratégico para las economías de América. A nadie, a ningún país dentro de la OEA, le conviene meterse con México por el simple hecho de los negocios que tiene de por medio con este país, y los que los monopolios mexicanos (Grupo Carso, Grupo Minera México, Bimbo, ADO, Cemex, Grupo Televisa, etc.) tienen en el resto del continente.

De tal manera que, pensar en una Carta Democrática para México es iluso. Aunque haya motivos para expedirla, nadie dentro del organismo la votaría, ni la OEA misma la promoverá. 

C.Q.: El asesinato de maestros en México pasó al parecer desapercibida por grandes medios, ¿a qué se debe este sesgo mediático a informar violaciones a los Derechos Humanos en México?

A.R.: Hay que recordar que en México se encuentra uno de los principales monopolios de la comunicación a nivel continental que es Grupo Televisa, motivo por el cual, por ejemplo, las mexicanas y mexicanos seamos más conocidos en Latinoamérica por el imbécil “Chavo del Ocho” que por nuestra ingeniería, por ejemplo. El caso es que esta empresa controla más del 80 por ciento de los medios de comunicación en el país y ha extendido su influencia al resto del continente a través de televisión de paga, radiofonía y medios impresos. De tal manera que, aunque te vayas al punto más austral de la Antártica, siempre encontrarás una revista National Geographic editada por Televisa.

Además, ha establecido alianzas con diversidad de medios locales de otros países; de tal manera que puede extender los intereses políticos del Estado mexicano a los noticiarios de NTN24 o Grupo Clarín, por ejemplo. Esto alcanzaría para explicar el silencio mediático que los grandes medios aplican sobre las diversas violaciones a los derechos humanos en el país, sobre las cuales se habla a nivel América a partir del caso de los 43 estudiantes desaparecidos y masacrados de Ayotzinapa. Sin embargo, el continente debe saber que en México enfrentamos estas situaciones -similares o peores- desde hace casi 50 años, a partir la matanza de estudiantes de 1968.

C.Q.: ¿Es la reforma educativa la razón de las protestas? ¿Hay más razones por las cuales los maestros han tomado las calles para constitucionalmente manifestarse?

A.R.: Por supuesto que la Reforma Educativa es el eje coyuntural de las actuales protestas. Y no es para menos. El Estado mexicano se propone, ni más ni menos, que convertir en un negocio privado todo el sistema de educación básica (desde kínder hasta bachillerato) del país, y para esto necesita primero liquidar los derechos laborales de cientos de miles de profesores y profesoras sindicalizados.

No obstante, el magisterio democrático agrupado en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) siempre ha peleado por una transformación profunda de la vida pública del país, además de demandar democracia sindical al interior del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), a su vez entregado al régimen.  En sus aulas se enseña a Marx, se habla de la vida del Che y se expone la vida de Rosa Luxemburgo. Las y los más avezados, enseñan hasta Bakunin. No es casual esta insurrección magisterial. Y no es casual, de la misma manera, que el régimen capitalista mexicano pretenda liquidarles por todas las vías posibles, ya que les considera “cuna de guerrilleros”.

C.Q.: La CNTE informó que el brutal desalojo de maestros el pasado 19 de junio, en el sureño estado mexicano de Oaxaca, por parte de la policía, dejó 9 muertos, 25 desaparecidos y decenas de heridos. ¿Cómo respondió el gobierno de Enrique Peña Nieto a la ciudadanía ante éstas violaciones a los derechos humanos?

A.R.: No respondió. Dijo por twitter que lamentaba las muertes, pero en ningún momento se expresó con relación a que, estos nueve asesinatos, se produjeron con armas oficiales y que fueron Policías Federales quienes dispararon deliberadamente a matar. La respuesta, en concreto, ha sido refrendar la amenaza que el Gobierno no negociará la reforma educativa y que aplicará la ley contra quienes protestan; es decir, continuará la represión armada, la guerra sucia contra el magisterio en rebeldía.

C.Q.: Desde las manifestaciones legítimas en un Estado que se dice democrático, ¿cómo concibe el sector social la represión de las protestas de forma violencia en México? ¿Quiénes se han pronunciado en contra de la represión?

A.R.: Es difícil medir quiénes, en tanto perfil sociológico, se han pronunciado en contra de la represión. Tampoco se ha levantado una encuesta para determinar cuántas personas hemos alzado la voz en contra de esta razia. Sin embargo el pasado 26 de junio se llevaron a cabo un par de manifestaciones en la Ciudad de México en solidaridad con el magisterio, y estamos hablando de más de medio millón de personas que salieron a las calles de la capital nacional a condenar los hechos. En los estados también han ocurrido manifestaciones de miles, e incluso el Ejército Zapatista de Liberación Nacional -hoy devenido en organización política de autonomía campesina- se ha manifestado en su campo de acción. Por supuesto, las muestras de solidaridad han sido ejemplares. Por ejemplo, hace unos días, un grupo de estudiantes anarquistas tomaron la embajada de México en Grecia para condenar las matanzas.

Pero siempre hay una reacción. Los medios oligárquicos cumplen su papel de manipuladores de masas. Y en un país con 200 millones de habitantes, hace falta una tarea estadística titánica para poder medir la opinión pública real sobre un hecho como este. Lo que puedo decir es que las voces que se han levantado, se han pronunciado alto, lejos y firmes.

C.Q.: Figuras destacadas del “espectáculo” en México se han interesado por conflictos sociales en otros países, incluso apoyando protestas en Venezuela, ¿sucede lo mismo con las protestas en México? ¿Son éstas manifestaciones apoyadas por figuras importantes del arte y espectáculo?

A.R.: Esas “figuras destacadas del espectáculo”, como les llamas, son un cúmulo de idiotas. No se pronuncian, no se pronunciarán, y nadie quiere que lo hagan. 

En cambio, sí se han pronunciado prominentes figuras del arte como la escritora Elena Poniatowska u otras tantas destacadas a nivel nacional. Eso es bueno. Aunque sean los mismos de siempre.


Alberto continúa su labor de bloguero, diversificando la comunicación desde abajo y a la izquierda.

Publicar un comentario

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript Disable Please Enable Javascript To See All Widget