Declaración FIPU

El Estado Islámico, creación del imperialismo

Las potencias mundiales alimentaron al Estado Islamico; lo cuidaron al igual que a Al Qaeda, por el “logro” de ver fracasar a sus adversarios políticos

En la entrega de Rambo III la misión principal era suministrar cohetes y armas a los afganos en su lucha contra el ejército soviético invasor, y de hecho se dibuja en la trama una imagen entrañable de los muyahidines.
FIPU PRESS

El pasado 14 de Julio, Niza (Francia) fue el escenario del terrorismo. ISIS, o Estado Islámico, ya ha asumido la autoría del atentado que segó la vida de 84 personas, y dejó heridas a más de 200. La masacre fue perpetrada con un camión, por una sola persona, un ciudadano francés de origen tunecino. Estos atentados siempre tienen mucha repercusión mediática cuando suceden en países occidentales, cabe destacar que el Estado Islámico realiza acciones terroristas con mucha frecuencia en países de Medio Oriente.

Para poder entender el fenómeno del terrorismo islámico, debemos trasladarnos a la base de su surgimiento, es decir, ¿cómo se crearon estos grupos extremistas?

Al Qaeda (organización aún operativa), predecesor del Estado Islámico, fue creada y financiada por Estados Unidos durante la guerra fría. Cuando la Unión Soviética invadió Afganistán, los Estados Unidos crearon, para los afganos de la resistencia, unas fuerzas militares llamadas “muyahidines”: les proporcionaron armas, entrenamiento y todo el apoyo logístico necesario para que enfrentaran la invasión soviética. La CIA invirtió 2.000 millones de dólares en aquellas operaciones, cuyo objetivo era lograr el fracaso de la URSS y reducir su influencia en Asia Central. Y “ganaron”, pues los soviéticos fueron derrotados y se retiraron de Afganistán.

Sin ir más lejos, Rambo, una de las películas de la saga más representativa de Norteamérica en el contexto bélico, centra su argumento en la guerra afgano-soviética. En la entrega de Rambo III la misión principal era suministrar cohetes y armas a los afganos en su lucha contra el ejército soviético invasor, y de hecho se dibuja en la trama una imagen entrañable de los muyahidines.

Bin Laden creó en Pakistán una base de datos con información detallada de los 35.000 voluntarios muyahidines, de 40 naciones diferentes, que habían luchado en la guerra afgana. Aquel fichero fue llamado simplemente “Al Qaida” (La base, en árabe) y dio nombre a la red terrorista.

¿Cómo surge el Estado Islámico?

Estados Unidos y los países occidentales miembros de la OTAN tienen ya un largo historial de respaldo hacia grupo terroristas, como los ejércitos de Gladio, la ya mencionada Al Qaeda, o los grupos terroristas neonazis de Ucrania, Azov.

El Estado Islámico ha crecido y se ha propagado rápidamente debido, en primer lugar, a la invasión y ocupación norteamericana y por parte de la OTAN en Irak (año 2003), crearon las condiciones propicias para que este tipo de grupos suníes radicales echaran raíces. La OTAN destruyó la maquinaria del Estado laico que tenía Irak, y la sustituyó por una administración predominante chiíta; en vez de promover la integración y la unidad religiosa, la política estadounidense en Irak optó por  exacerbar  las divisiones sectarias, logrando con esto formar un caldo de cultivo del descontento suní. El hecho de que el Ejército iraquí cayera derrotado por el Estado Islámico se debe a que los sunitas prefieren aliarse con sus correligionarios yihadistas a hacerlo con sus "adversarios religiosos" chiítas.

En segundo lugar, está Siria, donde la decisión tomada por EE.UU. y la OTAN de armar a los “rebeldes” en ese país, fue debida a que el presidente sirio Bashar Al-Assad es supuestamente un aliado de Rusia.  En sus intentos de desestabilizar al Gobierno de Siria, EE.UU. y sus aliados ayudaron a los "precursores" del Estado Islámico en el país. Muchos de los llamados “rebeldes” sirios han engrosado las filas del Estado Islámico, solo así encontramos explicación a que la organización terrorista posea artillería de fabricación estadounidense.

El tercer punto de la formación del Estado Islámico tuvo lugar cuando EE.UU. organizó a Arabia Saudita y Turquía para que financiaran y apoyaran a los rebeldes en Siria. Arabia Saudita profesa principalmente el wahhabismo, una de la más "virulentas y agresivamente antioccidentales" versiones del  Islam. A su vez Turquía persigue sus propios intereses en la región, algo demostrado por el hecho de que este país que ha financiado y promovido al Estado Islámico no se haya unido a los actuales ataques aéreos realizados por EE.UU. y sus aliados contra posiciones del grupo yihadista en Siria.

El ministerio de defensa ruso ha presentado pruebas de que es Turquía quien compra el petróleo robado por el Estado Islámico en Siria e Irak.  Aseguró  el viceministro de Defensa ruso, Anatoli Antónov: “El consumidor especial de este crudo robado a sus propietarios legales en Siria e Irak es Turquía. Según los datos obtenidos, en este negocio criminal están involucrados quienes gobiernan el país, el presidente Erdogan y su familia". El alto mando militar ruso presentó en rueda de prensa varios vídeos de tomas aéreas del tránsito de camiones cisternas que salen desde Siria y pasan por la frontera de Turquía sin complicaciones.

El Estado Islámico es una creación occidental. Las potencias mundiales lo alimentaron, lo cuidaron al igual que a Al Qaeda, por el “logro” de ver fracasar a sus adversarios políticos. Al igual que a Al Qaeda, lo han convertido en un monstruo que ahora no saben cómo parar, una organización terrorista que ya se autofinancia con el robo de crudo, que se ha expandido muy rápidamente en muy poco tiempo. Debido a una fuerte propaganda de odio ha conseguido enrolar en sus filas a decenas de miles de personas. El Estado Islámico fue creado por el imperialismo.

Publicar un comentario

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript Disable Please Enable Javascript To See All Widget