Declaración FIPU

A los enemigos de la paz

Señores de la guerra, sepan que las puertas aún continúan abiertas para que depongan sus posturas irracionales y antipatrióticas.

Le apostamos todo a refundar la patria y que esa posibilidad solo podrá ser posible si apoyamos los procesos de paz como mecanismo político y dialogados para resolver los conflictos, originados por casusas estructurales  de explotación  y opresión.


El próximo 15 de julio toda Colombia se movilizará por la fiesta de la paz con justicia social. A tan solo cinco días de conmemorar un año más del grito de independencia, que los movimientos independentistas lideraran y que años más tarde nuestro padre de la Patria, Simón Bolívar materializara, los colombianos empeñamos nuestros esfuerzos para que esa palabra de tres letras sea una realidad y abra el camino a la segunda y definitiva independencia.

Hoy, a mediados del 2016, con más entrega rodearemos los diálogos entre FARC-EP, ELN con el Gobierno Nacional. Déjenos decirle señores de la guerra, que quienes nacimos, crecimos –y muchos murieron- en medio del conflicto, le apostamos todo a refundar la patria y que esa posibilidad solo podrá ser posible si apoyamos los procesos de paz como mecanismo político y dialogados para resolver los conflictos, originados por casusas estructurales  de explotación  y opresión que ustedes, señores de la guerra, han maquinado por siglos y de la cual muchos se han enriquecido.

A quienes ven la paz con temor, angustia, rencor y odio, permítanos decirles que esa posibilidad de acabar con un conflicto de siglos – el más largo de Latinoamérica y uno de las más antiguos del mundo- , que ha dejado un saldo de más de un millón de muertos, está muy cercana, que esta vez el pueblo aguerrido, de luchadores, labriegos, obreros, madres, estudiantes y ancianos no permitirán que sea saboteada ni entorpecida nuestra esperanza.

A dos días de la fiesta nacional por la paz, señores de la guerra, sepan ustedes que las puertas aún continúan abiertas para que depongan sus posturas irracionales y antipatrióticas, a que permitan que otra luz ilumine el camino de nuestra querida Colombia, una tierra de nobles y bellos literatos como Gabo, de científicos de la salud como Elkin Patarroyo, de deportistas como Nairo Quintana que hoy lucha por traer el maillot amarillo de Francia.

Señores de la guerra, con o sin su aporte nuestro pueblo está dispuesto a dar la vida por una nueva Colombia, en paz con justicia social y, sobre todo, con la posibilidad de que nuestros jóvenes se formen en una nueva sociedad donde el nuevo hombre sea el común de nuestra gente. 

Publicar un comentario

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript Disable Please Enable Javascript To See All Widget