Declaración FIPU

Sin consultar a sus bases, algunos líderes afro deciden no participar en la mesa de La Habana

"Queda claro, diáfano y diamantino, que ustedes no representan a la comunidad afro".

Señores: dejen la mezquindad que los ha caracterizado y pónganse a trabajar de la mejor manera en nombre de nuestro pueblo. De lo contrario debemos hacer una gran cruzada y consulta nacional para relevarlos de los cargos y responsabilidades que hoy ocupan. 

Por: John Jairo Jiménez Cuesta

Afros, la mezquindad del espacio nacional

Es muy lamentable, como afrodescendiente, constatar que los hermanos y hermanas que hacen parte del proceso afro de orden nacional, denominado Espacio Nacional de Consulta Previa de Comunidades Negras, Afrocolombianas, Raizales y  Palenqueras, que tienen la dignidad y posibilidad de representarnos en los diálogos de paz que adelantan el Gobierno Nacional de Colombia y la guerrilla de las Farc, en la Habana (Cuba), emiten un comunicado el 19 de junio de 2016, negándose a participar en la reunión convocada por la mesa de diálogos. 

La invitación por parte de la mesa se hizo a los grupos étnicos a través del comunicado conjunto número 73, donde las partes citan las organizaciones étnicas para “contribuir a garantizar el enfoque étnico, territorial y diferencial en la implementación de los acuerdos sobre los diferentes puntos de la Agenda y en esa medida afianzar el respeto y protección de la diversidad étnica y cultural”.

No entiendo el motivo que lleva a los miembros mayoritarios del Espacio nacional de Consulta Previa de Comunidades Negras, Afrocolombianas, Raizales y  Palenqueras, a tomar la decisión de no participar en un momento de relevancia trascendental, cuando nuestro país se prepara para dar fin al conflicto armado, el cual por más de cinco décadas nos ha causado dolor, muerte y miseria. Pero tal vez lo más indignante, es que tomaron esa trascendental decisión  sin consultar con las comunidades. 

Los miembros del espacio nacional afro, en su mayoría, y que proponen éste comunicado, son cercanos al Proceso de Comunidades Negras (PCN), y además son miembros de las mismas organizaciones que hacían lobby en distintos espacios de poder del orden nacional e  internacional, buscando la posibilidad de ir a interlocutar con el Gobierno Nacional y la Guerrilla de las Farc en la mesa de diálogos, porque según ellos se necesitaba la mirada afro en los acuerdos.

Pero ahora que se abre la posibilidad de interactuar con la mesa de diálogos instaurada en La Habana, los responsables del Espacio Nacional de Consulta Previa de Comunidades Negras, Afrocolombianas, Raizales y  Palenqueras, llenos de mezquindad, la desperdician de la peor manera mediante un comunicado que dice lo siguiente:

“Nosotros como delegados y delegadas del pueblo negro, afrocolombiano,  raizal y palenquero al Espacio Nacional de Consulta Previa, valoramos la invitación formulada sin embargo hemos decidido no participar de la convocatoria a la mesa de negociación” (Espacio Nacional de Consulta Previa, 19 de junio de 2016).

Entendiendo que los grupos étnicos no solo somos territoriales, también coexistimos como conjuntos culturales, sociales y políticos, por lo cual el espacio nacional no tiene por sí solo la autonomía plena para tomar tan importante e histórica decisión en un tema trascendental para nuestra etnia y para el país, y si se quiere para la humanidad. 

Señores: dejen la mezquindad que los ha caracterizado y pónganse a trabajar de la mejor manera en nombre de nuestro pueblo. De lo contrario debemos hacer una gran cruzada y consulta nacional para relevarlos de los cargos y responsabilidades que hoy ocupan. 

Un espacio como el que tenemos de interlocución con el gobierno, debe estar en la capacidad de dar pasos firmes hacia la construcción de nación, y sus líderes no estar pensando en los contratos y prebendas personales para enriquecer sus bolsillos a costa de la miseria del pueblo afro.

Nosotros como pueblo afro, hemos puesto una enorme cuota de sacrificio, como la mayoría de las víctimas en esta guerra que no nos pertenece, pero que nos fue impuesta, por lo cual hoy nos corresponde aportar al fin del conflicto armado que vive nuestra nación. 

Este momento histórico no lo podemos dejar pasar, no es posible que cuando los extranjeros están aportando a la construcción de paz de Colombia, nosotros como afrocolombianos, que hemos padecido la guerra, le enviemos un mensaje negativo a nuestro pueblo. 

Queda claro, diáfano y diamantino, que ustedes NO representan a la comunidad afro. Solo basta escuchar en los distintos territorios ancestrales, comunidades negras, afrocolombianas, raizales y palenqueras, para darse cuenta que las comunidades territoriales, sociales, culturales y políticas pertenecientes al pueblo afro, piden a gritos la paz con justicia social. Por lo cual debemos hacer nuestro mayor esfuerzo y aportar desde nuestros saberes étnicos y demás, a la terminación de la guerra, y fundamentalmente, en este caso, a aportar a la consolidación del punto 6 de los acuerdos, el cual hace referencia a la implementación, verificación y refrendación.

Nadie puede ser indiferente en la construcción de paz de nuestra nación.  

Publicar un comentario

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript Disable Please Enable Javascript To See All Widget