Declaración FIPU

Comunicación alternativa y ley mordaza en España: Entrevista a Carlos González miembro del 15M

El objetivo del Estado es inspirar miedo, la autocensura, conseguir que ciudadanos e informadores se queden en casa o eviten sacar imágenes.

Las primeras noticias interesantes sobre el 15M salieron antes en el Washington Post que en la prensa española.

Por: Claudia Quintero
FIPU PRESS

Entrevista a Carlos González periodista ciudadano y bloguero de España, miembro del 15M, quien desde que nació el movimiento ha estado en su región (A Coruña) dando batallas en las calles de la “democracia española”, haciendo frente a la represión policial y a las leyes que buscan silenciar la libertad de prensa en la península Ibérica.

En el año 2013 Carlos intervino en La Coruña en el acto de Esquerda Unida #quelediríasarajoy, donde los ciudadanos le expresaban su opinión al presidente Mariano Rajoy. Sus palabras como miembro del 15M muestran la inconformidad de los ciudadanos en dicho país en temas económicos, legislativos etc.

Claudia Quintero: ¿Cómo entraste en el mundo de los blogs, hace cuánto y cuál ha sido tu experiencia en cuanto a la libertad de expresión en internet y la oportunidad de llegar a un público al que antes no podías llegar?

Carlos González: Llegué al mundo de los blogs allá por el 2008, publicando en los de un periódico gratuito digital y en papel, publicaba en “El diario QUE”; hoy todavía existe, pero ya no tiene espacio de blogs abiertos a los ciudadanos. Lo mismo ha sucedido en otros periódicos que antes los tenían.

Me llevó allí el enfado con la situación política, económica y social… Necesitaba expresarme, no podía quedarme callado. Escribir era una necesidad, algo que luego expresé de viva voz en las calles y plazas a partir del 15 de mayo de 2011. En la actualidad continúo la misma actividad por otras vías, tanto de publicación como de protesta en las calles.

C.Q.: Viviste los tiempos del 15M de forma activa, hoy después de 5 años de este movimiento que el mundo ha admirado, ¿qué avances ha tenido España o el movimiento social, a partir de los logros del 15M?

C.G.: Ahora los problemas, las actuaciones incorrectas desde el mundo económico y político, son más visibles. Hemos influido en el calendario social, político y mediato. Ya no pueden ignorarnos o desprestigiarnos con adjetivos insultantes.

Aunque el sistema nos combate con todas sus armas “legales”, legítimas o no, esto mismo es una indicación de que hemos influido e influimos tanto a nivel social como político. El cansancio de 5 años de movilizaciones se nota, pero la proximidad de cambios anima.

C.Q.: Varios periodistas han sido detenidos o multados en España en “presuntos” delitos, me llamó la atención la multa a un periodista que publicó la foto de la detención policial. ¿Cómo perciben los reporteros alternativos o ciudadanos este tipo de acciones del Estado que de una u otra forma coartan la libertad de expresión?

C.G.: Ya he perdido la cuenta de las agresiones, multas y juicios más graves contra ciudadanos, fotógrafos y periodistas no implicados en acciones reprobables en las movilizaciones. El objetivo del Estado es inspirar miedo, la autocensura, conseguir que ciudadanos e informadores se queden en casa o eviten sacar imágenes de actuaciones de excesiva violencia de la policía. Sobre todo no quieren que se hagan públicas, se difundan e influyan en la opinión pública. Los activistas en internet y los periodistas ciudadanos a veces han sido un canal para forzar a la prensa convencional y la televisión a tratar hechos y temas que pretendían ignorar.

C.Q.: ¿Qué es la “ley mordaza” que reglamenta en España la comunicación?

CG: Un modo simple de expresarlo, como su propio apodo indica, es que es una ley que pretende frenar las movilizaciones con una legislación administrativa y penal mucho más dura tanto para los activistas como para los medios informativos. Frenar la movilización, coartar la libertad de prensa. Se prohíbe filmar las actuaciones policiales, se frena libertades asentadas como las movilizaciones laborales en huelgas y de protesta social. La intención es hacer invisible cualquier actuación policial de fuerza excesiva, castigar incluso la resistencia pasiva.
A eso se sumaron, en su momento, las tasas judiciales, ahora derogadas, para frenar el derecho a la defensa ante la justicia

CQ: ¿Por qué la prensa internacional no critica la ley mordaza o los abusos a periodistas en España?

CG: Supongo que la explicación más simple es que las movilizaciones han ocurrido en todo el mundo en mayor o menor medida… Todos los estados dieron más visibilidad a las de otros países y menos a las suyas. Todos aplicaron medidas legales más represivas en una u otra medida. Todos tienen que mirar más a su casa y menos a las de otros. Lo que ocurre en todo el mundo es importante, sobre todo cuando está conectado. La prensa extranjera ha sido a veces más crítica que la de aquí. Supongo que simplemente para ellos solo somos un país más y cuando miran a otros países, no pueden fijar toda su atención en nosotros.

C.Q.: ¿Qué significa para usted la frase “democratización de los medios”?

C.G.: Mi visión de este concepto pasa por la independencia de los medios, tanto de poderes políticos como económicos. El respeto a la libertad de los periodistas. Para mí la mayor expresión de democratización de los medios son los diarios digitales, financiados por sus lectores, sin excesiva influencia de la publicidad como medio de financiación. Cuando además en ellos las redacciones actúan con profesionalidad y se respetan la independencia de los periodistas, dan lo mejor del periodismo aunque carezcan de todos los medios económicos y humanos de los periódicos convencionales en papel. Su punto flaco es que muchas personas todavía no usan internet, no lo usan bien o no lo usan para fines serios. No llegan tan fácilmente a la gente como los periódicos o la televisión.

C.Q.: ¿Cómo pueden participar los blogueros o reporteros ciudadanos en la construcción del desarrollo y la paz en las regiones?

C.G.: Creo que principalmente pueden difundir información que no sacan los medios, dar voz a los que no la tienen. Son, o pueden ser, una herramienta de presión a través de la opinión pública. Las redes sociales son su complemento natural para llegar a más gente.

Hoy en día se puede escribir, publicar fotos, grabar voz y video. El directo en transmisión de radio on line y el streaming de video en directo, son herramientas muy potentes. Si existen la necesidad, la convicción y la fortaleza se puede abarcar cualquier causa, incluso la paz. Otra cosa es que por la libertad a veces se paga un precio muy alto en zonas de conflicto.

C.Q.: Carlos González, un Miembro de 15M, ¿cómo se define ahora?

C.G.: Me defino como: Carlos González Torres, 54 años, residente en A Coruña, Galicia, España. Técnico Especialista en Informática de Gestión, actualmente desempleado y en resistencia constante.

Más sobre el 15M y su 5 aniversario

Publicar un comentario

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript Disable Please Enable Javascript To See All Widget