Declaración FIPU

Fracking: desarrollo económico vs sacrificio ambiental

El nuevo modelo contractual que dejo el expresidente Álvaro Uribe entrega el crudo a las multinacionales, pues éstas son libres de disponer del hidrocarburo.

Según Óscar Vanegas, “todo lo que es el valle medio del Magdalena (Colombia) ya fue concesionado mediante la ANH a través de ocho contratos directos para fracking y otras once compañías pidieron autorización”.

Por: rpaSUR

El fraccionamiento hidráulico, o fracking en inglés, es una forma de explotación de hidrocarburos en la que a través de una mezcla de agua, arena y productos químicos que es inyectada al subsuelo a alta presión, se fractura la tierra para liberar los hidrocarburos en forma de gas que están en los esquistos, que son la parte más profunda de este subsuelo.

En diálogo con rpaSUR, Óscar Vanegas Angarita, ingeniero de petróleos, docente de la Universidad Industrial de Santander y asesor de la Comisión Quinta del Senado, asegura que el perjuicio con respecto a esta práctica que se pretende implementar en ciertas zonas del país, y que otros países del mundo han prohibido, se debe a los grandes impactos ambientales que causa tras su aplicación. “En Estados Unidos el 90% del agua que se consume es subterránea y en las zonas donde se ha hecho fracking estas aguas, que son domésticas y lógicamente potables, han sido contaminadas con gas”. Con respecto a esto, menciona, se encuentran registrados cientos de videos en la web.

Para el caso de Colombia, desde mayo del año pasado, se anunció por parte del presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) que el país adoptaría esta práctica. A la fecha, según Óscar Vanegas, “todo lo que es el valle medio del Magdalena ya fue concesionado mediante la ANH a través de ocho contratos directos para fracking y otras once compañías pidieron autorización a la misma entidad para hacer este tipo de explotación de hidrocarburos”.



Con respecto a la idea generalizada que el Gobierno colombiano ha difundido, con relación a la urgencia de descubrir nuevos yacimientos de petróleo a través del fracking, pues Colombia solo tendría reservas de este mineral para escaso siete años, el profesor Vanegas asegura que esta afirmación es una falacia, pues “en los contratos que adjudicó la Agencia Nacional de Hidrocarburos, en la gran mayoría de bloques que adjudicaron, la participación para el país en la producción es cero, lo que quiere decir que el crudo no va a ser para nosotros. En algunos bloques como el del Magdalena Medio, que es el que se encuentra más avanzado y en donde la comunidad ya empezó a movilizarse y hacer resistencia civil contra esta práctica, la participación para el país es el 2%, el 98% del crudo o el gas que produzcan ahí es de la empresa estadounidense”.

Como si fuera poco la pérdida de soberanía y el saqueo a la que se someterá el país, Vanegas afirma que “la industria petrolera no paga IVA, no paga impuesto de remesa por las utilidades que se llevan, no pagan aranceles por importación de maquinaria y equipos, y sus activos los descuentan antes de impuestos para generar un alivio tributario”.

Por otro lado el nuevo modelo contractual que dejo el expresidente Álvaro Uribe, con el decreto ley 1760 del 2003 entrega totalmente el crudo a las multinacionales, pues éstas son libres de disponer del hidrocarburo. Afirma el profesor Vanegas que en una de las cláusulas del contrato dice “que si nos venden el hidrocarburo para consumo interno, se les pagará a precio internacional y en boca de pozo, es decir cuesta lo mismo que tener que importarlo, es una serie de contratos leoninos que ha generado un saqueo descarado de los recursos naturales por parte de las multinacionales”.

Publicar un comentario

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript Disable Please Enable Javascript To See All Widget