Declaración FIPU

Juicio contra Dilma: estrategia de la derecha para gobernar

Lo que se percibe es una una farsa grave, puesto que el presidente del Senado, Renan Calheiros, es investigado por aceptar sobornos.

La comisión del Senado de mayoría opositora presentará hoy sus conclusiones, mientras Michel Temer estudia la composición de su eventual Gobierno.

Por: teleSUR | Foto: EFE

El relator de la comisión que decidirá si procede el juicio político a Dilma Rousseff, Antonio Anastasia, presentará hoy sus conclusiones en el Senado, donde puede materializarse una estrategia neoliberal para que la derecha alcance el poder sin un solo voto popular.

Así lo analizó la jurista Carol Proner, especialista en Derecho internacional, quien reiteró que no existen argumentos sólidos para realizar un juicio contra la mandataria brasileña, menos por parte de senadores que están involucrados en casos graves de corrupción. 

La doctora mencionó que legalmente la jefa de Estado no incurrió en delito de responsabilidad fiscal. Insistió en que sus detractores buscan apoyo mediático para hacer parecer el proceso como una medida de orden jurídica.

"No hay argumentos por los crímenes que se le acusan", dijo Proner durante una entrevista para Agenda Abierta, programa matutino de teleSUR.

Doble moral de un Senado de mayoría opositora

La abogada señaló que tras el juicio político, lo que se percibe es una una farsa grave, puesto que el presidente del Senado, Renan Calheiros, es investigado por aceptar sobornos para conseguir la aprobación de medidas provisionales en el Congreso, en beneficio del sector automovilístico.

Asimismo, la abogada acusó al vicepresidente del Gobierno, Michel Temer, de mantener un comportamiento inadecuado y de no cumplir sus funciones como segundo al mando del país.

"Desde sus primeros meses de funciones, la presidenta Dilma Rousseff fue blanco de un argumento jurídico para la interrupción de su Gobierno (...) una excusa para el impeachment", sostuvo la jurista.

Proner criticó a Temer por ofrecer un plan de gestión antes de conocer si se aprueba o no el juicio político contra la mandataria.   

"Él debería estar tranquilo esperando que transcurra el proceso, aún no estamos en  la fase final. Pero él ya habla como si hubiera asumido funciones, eligiendo nuevos ministerios que ofrecen un proyecto futuro totalmente contrario al plan reivindicativo de Rousseff", dijo.

Intentos de criminalizar al PT   

La analista comentó que se busca criminalizar al Partido de los Trabajadores (PT) para hacerlo ver como si fuese una fracción en la que todos sus miembros son parte de una red de corrupción.

La doctora manifestó que el juicio político y las acusaciones de corrupción recientes persiguen crear un escenario propicio para que la derecha salte al poder, sin pasar por las urnas electorales, "porque no poseen la suficiente fuerza política para hacerlo por la vía democrática", exclamó.

En contexto

Brasil es escenario de un golpe blando, como lo califican analistas internacionales, a través de un proceso de juicio político que puede ser aprobado en un Senado de mayoría opositora.

Sin ningún delito tangible, como lo alega la defensa de la mandataria, pretenden enjuiciar a la Presidenta que llegó al Gobierno con más de 50 millones de votos, y que aún goza de un nivel de aceptación mayoritario, sobre todo en la masa obrera.

El vicepresidente de Brasil, Michel Temer, quien rompió nexos con el Gobierno dice estar "preparado para asumir el poder e incluso se adelantó a los hechos y presentó un supuesto Plan de Gobierno.

Esta semana es decisiva para Brasil, porque lo que está en juego no sólo es separar a Rousseff de su cargo, sino el destino de una nación, su democracia, sus derechos laborales, sus logros sociales y hasta la misma integración latinoamericana.  

Publicar un comentario

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript Disable Please Enable Javascript To See All Widget