Ir al contenido principal

Nunca se fueron...

En la marcha uribista del 2 de abril pasado, unos marchantes posaban con camisetas blancas con una leyenda “No a la restitución de Tierras”, no pude evitar llorar de la indignación.

FIPU PRES

Después de una venta forzada y leonina, tuve que entregar el predio por el cual había luchado tanto: el proyecto “Gotitas de Creatividad” caía bajo la avaricia de quienes me veían como competencia y amenaza. Un comedor infantil y un jardín no eran proyectos de impacto que ellos necesitarían en el barrio, querían un Club para sus bacanales. Así fue mi desplazamiento forzado y mi despojo de Cúcuta, mi tierra natal.

Pertenecí activamente del movimiento de víctimas en Bogotá, desde al año 2005 hasta el 2011 que me fui a la Argentina por amenazas. Estuve cuando Uribe nos tumbó 2 veces la ley de víctimas y acompañé la creación de la actual. Con muchas imperfecciones y contradicciones, esta ley de víctimas, buena o mala, es lo que tenemos, y costó la vida, hasta la fecha de su promulgación, de por lo menos180 compañeros -líderes de víctimas- muertos.

En la marcha uribista del pasado 2 de abril, unos marchantes posaban con camisetas blancas con una leyenda: “No a la restitución de Tierras”; no pude evitar llorar de la indignación.

La restitución de tierras es el sueño de los campesinos despojados, es la esperanza de miles de mujeres que enterraron maridos e hijos y abandonaron sus tierras para ahora lavar ropa ajena o limpiar pisos en las capitales. Miles también violadas allí mismo, en las tierras donde hoy anhelan regresar.

El proceso de restitución de tierras ha sido difícil, como todo lo que se implemente sin el desmonte de la estructura paramilitar en el país. Esta semana publicaba en mis redes sociales: “Me siento en el 2003”. La amenaza paramilitar esta semana cercó a decenas de pueblos demostrando y confirmando algo que siempre, desde el movimiento popular, hemos dicho: “Nunca se fueron”.

La tierra y la conexión con el campesino es una comunión que a veces me intenta explicar mi compañero Alberto, quién prefiere estar en la finca cultivando y limpiando potreros, a estar en reuniones sociales. El ama el campo y me ha enseñado la importancia de la tierra para ellos, pero sobre todo para el desarrollo de un país formado mayoritariamente por comunidad rural. “La tierra es todo”, me dice. Pero muchos pretenden que sea “Nada”.

Si algo logramos con la ley de víctimas fue el reconocimiento del conflicto interno armado y la existencia de nosotros: las víctimas. Ya no éramos más migrantes aventureros, ni proterroristas. ¡Existimos! Y la restitución de tierras es el alma de la ley que tanto nos costó.

El 9 de abril marcharé por mis muertos, mis desaparecidos y mis despojados, diciendo sí a la paz completa, sin paramilitarismo y con restitución de tierras y los derechos humanos que nos robaron.

Foto: Redes sociales

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sigue en marcha demanda millonaria a los fondos de pensiones

Los fondos de pensiones en Colombia, según la demanda que enfrentan, deberán devolver a los trabajadores los gastos de administración que han cobrado de manera excesiva e ilegal desde el año 1994.
Por: Lina Díaz
Tomás Fajardo Hernández, abogado constitucionalista experto en derecho administrativo de la ciudad de Cali, presentó en el 2004 una acción de grupo ante el tribunal contencioso administrativo del valle del cauca, para recuperar el cobro en exceso que todos los fondos de pensiones vienen haciendo a los trabajadores colombianos en el tema de gastos por administración.
La investigación del abogado Fajardo, lo llevó a encontrarse la norma (Decreto reglamentario  656 art 39)  que permite a los fondos de pensiones cobrar comisiones por conceptos administrativos, el cual se debe hacer sobre el aporte y no sobre el salario como vienen haciendo desde que inició la operación de los fondos de pensiones bajo la ley 100, a partir del 1 de abril del año 1994, el cual inició con un porcentaje d…

FARC responden a Gobernador de Antioquia que se opone a pedagogía de paz

‘Pedro Baracutao’, quien durante su vida como guerrillero fue comandante del Frente 34 de las FARC, desde la Zona Veredal de Vidrí (Antioquia), donde los excombatientes de las FARC se preparan para transitar a la vida económica, política y social, responde a las declaraciones de Luis Pérez Gutiérrez, gobernador del departamento de Antioquia que tildó de “ilegal” la presencia de los exguerrilleros autorizados por la ONU y el Gobierno para realizar pedagogía de paz.
A continuación la carta de Pedro Baracutao dirigida al gobernador de Antioquia:

Vidri, jueves 13 julio de 2017 Señor Luis Pérez Gutiérrez Gobernador del Departamento de Antioquia.
Reciba un saludo cordial, extendido a todos los funcionarios del gobierno departamental. 
Escuchando su declaración del día de ayer 11 de julio en el portal Minuto30.com y con el respeto que todos los colombianos  merecemos, lo invito a que estudie con aplicación el  acuerdo de paz firmado entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP. Allí, en la página 61 s…

La tristeza del soldado Martínez

El joven héroe que marchó a la guerra, para que el “Estado” mantuviera su estabilidad, para que los empresarios pudieran comprar y vender, para que los políticos pudieran ejercer el poder con garantías, ahora sufre el abandono de esa patria a la cual defendió.

Por: Claudia Quintero
FIPU PRESS
En la época más dura del conflicto, -el segundo gobierno de Álvaro Uribe Vélez- fue el momento en el cual Martínez se hizo “héroe”, así se les llama a los soldados en Colombia, al final Colombia, le pagó muy mal, su servicio en una guerra fratricida.


En el año 2006 prestó servicio militar como soldado regular, en el batallón de Pamplona. Las pocas oportunidades de educación o trabajo y la constante propaganda, motivaron a Martínez a enlistarse.
La carne de cañón
Miles, cientos de jóvenes pobres, negros, campesinos eran enviados al frente en el combate. En el ejército Martínez combatió a la guerrilla como una máquina de guerra, combatió a esa guerrilla que también estaba formada por jóvenes cómo él.

Los …