Declaración FIPU

La guerra y los medios. Crónicas de La Habana III

Las FARC-EP han derrotado 12 presidentes que prometieron aniquilarlos (Uribe en dos ocasiones) así como a 28 ministros de defensa.

Ya no queda la menor duda que los medios hegemónicos son estructuras paramilitares, parte de un ejército de ocupación que primero ocupa territorios mentales para hacerse luego de los territorios geográficos y sus recursos naturales.


Luego de muchas décadas de guerra fratricida Colombia se encamina a la paz. Las conversaciones entre el gobierno del presidente Juan Manual Santos y las FARC-EP que se llevan adelante en La Habana, prosperan con sus lógicos avances y retrocesos, propios de un conflicto tan complejo, multicausal y añejo. Con motivo del lanzamiento de la Federación internacional de Prensa de los Pueblos, precisamente en La Habana (www.fipupress.com), como soporte mediático contrahegemónico al proceso de paz, y luego de una extensa charla con el comandante de las FARC-EP , Benkos Biohó, y la vocera de a organización, Camila Cienfuegos*, me permiten describir esta situación a los lectores.

Las FARC-EP han derrotado 12 presidentes que prometieron aniquilarlos ( Uribe en dos ocasiones) así como a 28 ministros de defensa (el propio Santos fue ministro de defensa de Uribe), y 35 comandantes de las fuerzas militares. Juan Manuel Santos, un hombre proveniente de la burguesía nacional colombiana ha intentado otro camino: el de la paz. Las FARC han respondido a la propuesta iniciando las negociaciones sin ceder las banderas que los han llevado a la lucha.

El 87% de los pequeños propietarios de tierras concentra apenas un tercio de las mismas, motivo por el cual millones de colombianos se apiñan en las periferias de las grandes ciudades en condiciones de marginalidad cuando no miseria. Más de 10 millones de hectáreas de tierra han sido usurpadas a los campesinos, y más de 7 millones de personas han sido desplazadas de sus territorios.

La mayoría de las exportaciones de Colombia son de recursos no renovables, tan sólo el petróleo representa el 56% del total, y está, al igual que la minería, en manos mayoritariamente trasnacionales. Dentro de los productos del agro, se destaca el café, que alimenta las trasnochadas de los ejecutivos de Wall Street, los desayunos de las maestras de Boston, las sobremesas texanas, antes y mucho más que las de los propios colombianos dado que el principal destino de la producción cafetalera se destina a los Estados Unidos. El cronista recuerda como atónito una tarde de abril en Bogotá, recibió la respuesta de un amable mozo en un elegante bar: Aquí no vendemos café. Impensable en Buenos Aires que un bar no tenga café….

Las negociaciones tratan sobre seis puntos centrales que comprenden la reparación de las víctimas, los juicios por crímenes de lesa humanidad, la memoria, las garantías para la no reiteración del conflicto, la resolución del problema de drogas ilícitas, los paramilitares y un punto llamativamente actual en la dinámica enloquecida del mundo: los medios de comunicación.

Las FARC están en proceso de convertirse en un partido, o frente político previo a entregar las armas, pero los grupos económicos que son parte del estado de cosas, beligerantes intocables amparados por décadas de distribución injusta, ¿entregarán sus armas?,  ¿acaso los medios de comunicación no son un arma?, ¿será que cómo en Argentina, Brasil, Ecuador o Bolivia, los medios hegemónicos no responderán a otros intereses que no sean los de las minorías privilegiadas?

Los argentinos sabemos bien (algunos al menos) que la concentración mediática en manos de grupos corporativos sólo trae desgracias para el pueblo, como las que sobrevendrán si no somos capaces de impedir el acuerdo espurio que se está intentando con los denominados Fondos Buitre, que son, además de especuladores financieros sanguinarios, exquisitos operadores mediáticos a través del entramado de medios de su propiedad o bajo su control, al que no escapan los grandes medios colombianos ni desde ya los argentinos.

Cuando los buitres hundan el pico en los presupuestos recortados de los hospitales públicos, cuando haya huelga de policías con meses de salarios atrasados, cuando te corten la luz por falta de inversiones, mientras ellos se dan el fastuoso festín con TUS impuestos, los mismos medios de comunicación que te convencieron que había que pagarles, harán notas de color con la miseria de la gente, miseria que atribuirán a la mala política. Se olvidarán de decirte que es la política que ellos impulsaron a través de sus monigotes.

Este punto, entonces, el del acceso a los medios de comunicación como parte del derecho humano a la comunicación es central en la mesa de negociaciones de La Habana, tanto como lo es la defensa y ampliación de la Ley de Servicios Audiovisuales en Argentina.

Pongamos por ejemplo el caso de los paramilitares, tema vital para la dejación de armas de las FARC-EP como mínima garantía de supervivencia posterior. Varios intentos de paz fracasaron en el pasado debido a este punto.

Según palabras de nuestro colega colombiano Alexander EscobarOcultar el paramilitarismo en Colombia es una política estatal. A pesar de las amenazas a organizaciones sociales, los asesinatos selectivos y el desplazamiento forzado de comunidades, negar el accionar paramilitar en estos crímenes es una directriz gubernamental para los medios de comunicación privados que reproducen el manual de estilo de la Presidencia de la República, cuya línea editorial ordena emplear el calificativo de “bandas criminales” (bacrim) para los grupos paramilitares.

Ya no queda la menor duda que los medios hegemónicos son estructuras paramilitares, parte de un ejército de ocupación que primero ocupa territorios mentales para hacerse luego de los territorios geográficos y sus recursos naturales. Sus generales y coroneles son sociólogos y psicólogos, sus sargentos los publicistas y sus soldados los lectores y oyentes arriados de las narices como se llevan los soldados a las guerras fratricidas.

Lo vi tan claramente en el país hermano, que  despeja las mínimas dudas del carácter global de este ejército imperial al servicio de las minorías. La concentración de medios, nos atraviesa a todas las sociedades, sólo es necesario un mínimo esfuerzo para correr e velo.
Veamos entonces de que realidad mediática se parte en Colombia:

Concentración de medios en Colombia

La opinión pública Colombiana está mediada por intereses corporativos, no existe ni una lejana aproximación a la democracia informativa cuando cuatro grupos económicos controlan mas del 65% de los medios de comunicación y tres mas del 57%

Estos conglomerados: Organización Luís Carlos Sarmiento Angulo, Organización  Ardila Lulle, Organización Radial Olímpica y Valorem tienen empresas en muchos otros  sectores diferentes a la comunicación.

Luis Carlos Sarmiento Angulo, el hombre más rico de Colombia 

La Organización Empresarial Luis Carlos Sarmiento Angulo – OLCSA es uno de los cuatro grupos empresariales más importantes de Colombia, siendo el más grande de todos.

Agrupa empresas e inversiones en distintos sectores de la economía: financiero, agroindustria, energia y gas, infraestructura, hotelería, minería e industria, construcción e inmobiliario y medios de comunicación. Es dificil identificar una estructura de funcionamiento del grupo, el grupo maneja inversiones, acciones y valores mediante distintos holdings empresariales, siendo el más representativo:

- Grupo Aval Acciones y Valores S. A.: es una Sociedad Anónima que fue constituida mediante Escritura Pública número 0043 del 7 de enero de 1994; su domicilio es la ciudad de Bogotá, D.C. Es una Sociedad Holding propietaria de acciones, principalmente de instituciones financieras, las cuales constituyen una parte esencial de su activo y la inversión en éstas es su objeto principal. A través del Grupo Aval Acciones y Valores S.A. se controla la Corporación Financiera Colombiana –Corficolombiana que agrupa más de 27 empresas que operan en distintos sectores económicos.

Este grupo empresarial es propietario del grupo mediático Casa Editorial El Tiempo, uno de los más tradicionales, influyentes e importantes del país.

- Casa Editorial El Tiempo (CEET S.A. y CEETTV S.A.): La Casa Editorial El Tiempo es un grupo mediático integrado por las empresas Casa Editorial El Tiempo S.A y CEETTV S.A., que produce más de 25 medios de comunicación en los sectores de prensa, televisión y medios digitales.

Organización Ardila Lülle

La Organización Ardila Lülle es propietaria de más de 50 medios de comunicación

*Carlos Ardila Lülle es dueño del Canal RCN, la Cadena Radial RCN, NTN24 y Win Sport La Cadena RCN Radio cubre más del 80% del territorio nacional con más de 160 emisoras (entre propias, afiliadas y arrendadas)RCN es el segundo canal con mayor audiencia del país
*Según la Revista Forbes Carlos Ardila ocupa el tercer lugar entre los empresarios más ricos de Colombia
*La Organización Ardila Lülle es uno de los conglomerados empresariales más importantes del país. Su casa matriz es la empresa Carbe S.A, a través de ella Carlos Ardila Lülle maneja la propiedad en más de treinta empresas en distintos sectores de la economía nacional.
*La empresa más representativa del grupo es Postobon, pero OAL está compuesto también por otras empresas de gran relevancia como Incauca y Los Coches, y además tiene participación en empresas extranjeras como Cinepolis.
*A través de RCN Radio y RCN Televisión Ardila Lülle posee más de cuarenta medios de comunicación (entre emisoras y canales de televisión). Participa también en proyectos de comunicación de alcance internacional como Mundo Max y NTN 24

Valorem

A través de Valorem SA el Grupo Empresarial Santo Domingo es propietario de Canal Caracol, El Espectador, Blu Radio y Cromos.

El Grupo Empresarial Santo Domingo es uno de los grupos económicos más importantes del país, su casa matriz es Valorem SA (antes Valores Bavaria). El grupo participa en diferentes sectores económicos como el inmobiliario, turístico, logística, transporte, comercio, industrial, comunicación y entretenimiento.
*El Grupo fue fundado por Julio Mario Santo Domingo Pumarejo, tras su fallecimiento en 2011 la dirección del grupo la heredó su hijo Alejandro Santo Domingo Dávila.
*A través de Valorem el grupo Santo Domingo participa de diversas empresas entre las que se pueden resaltar Cine Colombia, Gases del Caribe, Stock Models y Koba International Group (empresa empresa dueña de los almacenes D1).
*En el sector de comunicaciones y medios el Grupo Santo Domingo es propietario Caracol Televisión S.A, Comunican S.A e Inversiones Cromos S.A.S, y hasta 2003 de Caracol Primera Cadena Radial Colombiana S.A. Hay que recordar que en 2003 el Grupo español Prisa adquirió la mayoría de las acciones de la empresa, convirtiéndose en propietaria de la Cadena Caracol, lo que dejó al grupo Santo Domingo sin participación en el sector Radio hasta 2012, fecha en la que lanza al aire la emisora Blu radio.

Olímpica

- La Organización Radial Olímpica es propiedad de la Familia Char, una de las familias más influyentes de la Costa Caribe colombiana.

- La familia Char es dueña de más de diez empresas en diferentes sectores de la economía, entre las que se resaltan la Organización Radial Olímpica (empresa dueña de Olímpica Stéreo), las Supertiendas y Droguerías Olímpica, y el Club Deportivo Popular Junior de Barranquilla.

- Varios miembros de la familia Char han ocupado cargos públicos (ya sea por elección o nombramiento) tanto a nivel local como nacional. Entre sus integrantes encontramos Alcaldes, Concejales, Senadores, etc.

La familia Char es una de las familias más influyentes de la Costa Caribe colombiana. Considerando la gran cantidad de empresas que poseen sus miembros y las relaciones que entre éstas se generan se la considera un conglomerado empresarial. Los Char son reconocidos por su poder político en la región, así como por sus cadenas de droguerías y supermercados Olímpica, sus acciones en el equipo de fútbol Junior de Barranquilla y sus contratos de construcción.

Su empresa mediática es la Olímpica Organización Radial ORO, la cual agrupa las emisoras más importantes de la costa Caribe Colombiana y a la que pertenece además la emisora más escuchada del país (Olímpica Stereo). ORO es propiedad de la familia Char desde 1969 y actualmente cuenta con más de 30 frecuencias de radio en el país.


Juan Carlos Romero López

*Los voceros de la delegación del Gobierno colombiano no se prestaron a entrevistas durante nuestra presencia en La Habana. Seguimos dispuestos a mostrar su visión acerca del conflicto y su resolución.

Fuentes:

Reporteros sin fronteras
Fecolper. Federación Colombiana de Periodistas
Las dos orillas http://www.las2orillas.co/

Publicar un comentario

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript Disable Please Enable Javascript To See All Widget